Posteado por: nelsonlombana | diciembre 17, 2010

Pensamiento del libertador Simón Bolívar no pierde vigencia

 

Simón Bolívar

Por Nelson Lombana Silva

El 17 de diciembre de 1830 dejaba de respirar el libertador Simón Bolívar en la hacienda la Quinta de San Pedro Alejandrino, Santa Marta, Colombia. Moría, quien lo creyera, en terrenos propiedad de un español. Un subalterno suyo tuvo que prestar su camisa para colocársela porque la suya estaba desleída. En esas condiciones muere el libertador villanamente acusado por Santander y sus compinches de ambicioso y megalómano.

Benjamín Constant, que tanto lo había criticado tuvo que reconocer su grandeza cuando afirmó: “Si Bolívar muere sin haber escalado un trono, será el hombre más grande de la historia”. [i] Sir Robert Wilson, campeón de la libertad en el Parlamento Británico y general a las órdenes de Willington, le escribe: “Londres se ha electrizado ante el resplandor de las hazañas de Vuestra Excelencia…”[ii]

La burguesía, amparada en la academia de historia, se ha empecinado en hacer creer que Bolívar es cosa del pasado, de alguien importante que murió hace 180 años y que nada tiene que ver con la realidad contemporánea. Es más, nos lo pinta como un brillante militar, un estratega y no más. Bolívar, entonces es la estatua, el montón de cemento que aparece en las plazas más humildes de los pueblos, muchas veces montado en su brioso caballo Palomo.

Bolívar fue mucho más que un avezado militar. Fue político, ideólogo, dialéctico, humanista, internacionalista y antiimperialista, cuyo proyecto no pierde vigencia, porque como dijo el héroe cubano José Martí, lo que no hizo Bolívar aún está por hacer.

Fue un ferviente defensor de la unidad latinoamericana, un auténtico internacionalista. Así lo expresa en carta fechada en Cali, 8 de enero de 1822, dirigida al excelentísimo señor director de Chile, O´Higgins y Pueyrredón: “La asociación de los cinco grandes Estados de América es tan sublime en sí misma, que no dudo vendrá a ser motivo de asombro para la Europa. ¿Quién resistirá a la América unida de corazón, sumisa a una ley y guiada por la antorcha de la libertad?”[iii]

Su idea no fue un simple enunciado. Intentó hacerla realidad. Nombró a Pedro Gual como ministro de relaciones exteriores, mientras tanto, Miguel Santamaría fue comisionado a México y Centroamérica; Joaquín Mosquera al Perú, Chile y Buenos Aires, con un mensaje claro y concreto: “Dígnese acoger esta misión con toda su bondad. Ella debe ser la salvación del mundo nuevo”.[iv]

Además, no era cualquier tipo de unidad la que proponía el Libertador: “Es necesario que la nuestra (unidad latinoamericana) sea una sociedad de naciones hermanas, unidas, fuertes y poderosas para sostenerse contra las agresiones del poder extranjero”. [v]

Los historiadores burgueses pretenden relacionar a Bolívar con la unión panamericana, es decir, la unión de América Latina con Estados Unidos. Infamia. Bolívar, señala: “Debo señalar que ni remotamente ha entrado en mí la idea de asimilar la situación y naturaleza de dos Estados tan distintos como el inglés americano y el americano español”.[vi]

El valor de la unidad para Bolívar no tiene fronteras: “Unidos seremos fuertes. Solos pereceremos. Unidos inspiraremos respeto. Aislados seremos humillados”. [vii] Era enemigo de la megalomanía, por eso afirmaba: “Yo quiero vivir libre y morir ciudadano”.[viii]

Tuvo la visión política para oponerse a la visión imperialista de los Estados Unidos. Jamás estuvo de acuerdo, no así Santander que desde un principio se entregó de lleno a la política expoliadora de los gringos. Algunas afirmaciones sustentan esta afirmación: “Jamás conducta ha sido más infame que la de los (norte) americanos con nosotros”.[ix] “No nos dejemos alucinar con apariencias vanas, sepamos bien lo que debemos hacer y lo que debemos parecer”. [x] “Los (norte)americanos e ingleses son nuestros enemigos”.[xi]

Pero, sin lugar a dudas la frase más contundente y antiimperialista pronunciada por Bolívar la estampa en la carta que le hace llegar a Patricio Campbell, desde Guayaquil el cinco de agosto de 1829: “Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la Libertad”.[xii]

Ese pensamiento antiimperialista de Simón Bolívar no era un simple prurito, como la burguesía ha pretendido presentarlo o por lo menos insinuarlo. Era que desde esa época bajo la política de Monroe de “América para los Americanos, léase mejor, para los Estados Unidos, la presencia gringa era permanente, encontrando en Santander y sus compinches resonancia, no así en el Libertador. William Tudor, cónsul de Estados Unidos en Perú, le escribe una carta a Henry Clay, secretario de Estado de Estados Unidos, refiriéndole descaradamente el trabajo imperial que está desarrollando en México, Guatemala y Argentina, contra el Libertador que groseramente lo trata de “dictador”: “Todos esos Estados se unirán para oponerse a la influencia del dictador”. [xiii]

Bolívar era un fiel exponente de la democracia. Concebía una república democrática, la cual debería descansar fundamentalmente en tres valores claves: Igualdad, Libertad y Justicia. “La igualdad – nos dice él – es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la justicia y la libertad que son las columnas de este edificio”. [xiv]

El proyecto estratégico del Libertador era claro y concreto y se puede enumerar en cuatro aspectos centrales:

1.       Militar, eliminar por medio de la guerra de independencia (Revolución, se podría decir hoy) tres siglos de dominación colonial;

2.      Social, abolir la esclavitud, la servidumbre y establecer la igualdad política y la educación popular, generalizada y republicana (¿Socialismo?);

3.      Estado, definir en que su papel es el de proteger el bienestar social y aquilatar las libertades públicas, (¿Estado Socialista?);

4.      Internacional: a) Unir a los pueblos hispanoamericanos para preservar su independencia y su libre autodeterminación nacional; b) Crear la cooperación internacional de los pueblos de nuestra América; c) Fundar un organismo sostenido por los nuevos Estados, para defenderse de las amenazas  expansionistas de los Estados Unidos, Inglaterra y Francia; d) Unidas como un solo bloque las naciones hispanoamericanas contribuirán a la fundación de un nuevo orden o equilibrio mundial de fuerzas, formando nexos solidarios  con los pueblos del planeta.

Bolívar, como se puede ver, tiene vigencia. Su proyecto estratégico sigue. Por eso, nuestro deber de revolucionarios y demócratas es hacer que Bolívar deje de ser una simple estatua momificada y hacer que vuelva a cabalgar en su brioso caballo Palomo las empinadas cuestas y las llanuras prolongadas de los Andes. Sí, Bolívar vive y su espada será instrumento de libertad, justicia e igualdad.

¡Honor y gloria en sus 180 años de su fallecimiento!

Ibagué, 17 de diciembre de 2010

[i] HERRERA TORRES, Juvenal. Bolívar, El Hombre de América – presencia y camino – tomo II. Ediciones Convivencias, Medellín 2000. Impreso en Colombia por editorial Lealon. Página consultada 649.

[ii] Ibíd. Página consultada 648.

[iii] Ibíd. Página consultada 348

[iv] Ibíd. Página consultada 349

[v] Ibíd. Página consultada 349

[vi] Ibíd. Página consultada 351

[vii] Ibíd. Página consultada 360

[viii] Ibíd. Página consultada 368

[ix]  Ibíd. Página consultada 379

[x] Ibíd. Página consultada 379

[xi] Ibíd. Página consultada 393

[xii] Ibíd. Página consultada 393

[xiii] Ibíd. Página consultada 77 Tomo I

[xiv] Ibíd. Página consultada 81 Tomo I

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: