Posteado por: nelsonlombana | abril 9, 2011

Gaitán fue asesinado por orden de la CIA con complicidad de la burguesía

Por Nelson Lombana Silva .- Prensa PCC

Hace 63 años era asesinado en el centro de Bogotá el caudillo popular Jorge Eliécer Gaitán Ayala, la esperanza de millones de colombianos se esfumaba ese nueve de abril de 1948, sin una explicación lógica, solo que un retardado mental llamado Juan Roa Sierra, revolver en mano había decidido colocar fin a un hombre comprometido con las muchedumbres.

Durante décadas se mantuvo esa versión oficial como dogma. Incluso, el presidente Mariano Ospina Pérez en declaraciones apresuradas señaló que no se tenía claridad sobre el victimario, solo la certeza que era el comunismo internacional.

Mucho tiempo después se puso al descubierto la denominada “Operación Pantomima”, operación siniestra desarrollada por CIA con la complicidad del entonces presidente Mariano Ospina Pérez, la cual se encargó de eliminar al candidato popular que iba rumbo a la presidencia de la república. El agente de la CIA en cubierto en Bogotá como estudiante llamado John Mepples Spirito, tenía la misión inicial de meterse en las universidades y hacer inteligencia, se dio cuenta que los estudiantes tenían una enorme admiración por el doctor Gaitán. Eso lo llevó a pensar que podría llegar a la presidencia con la idea de un gobierno socialista que sería contrario al pensamiento de los Estados Unidos. Se movió por los claustros educativos como pedro por su casa con el alias de “George Ricco”.

Sin pudor alguno, al parecer la CIA intentó sobornarlo para que dejara la política y se dedicara a dictar cátedra de su profesión en las universidades más prestigiosas del mundo. Dictara clase de Derecho Penal  en la universidad Sorbona de París o en la universidad de Roma, donde él voluntariamente seleccionara. Adicionalmente, le habría ofrecido un apartamento lujoso en ese país seleccionado y como si esto fuera poco, dos fincas: una en la sabana de Bogotá y la otra en los Llanos Orientales, de igual manera, amplia financiación para que sus hijos estudiaran por el resto de sus vidas en cualquier colegio o universidad de Europa. Gaitán rechazó esto, incluso, entrando en contradicción con algunos miembros de su familia.

Agotado este miserable procedimiento la CIA planeó su muerte y para ello contrató a Juan Roa Sierra, que ya había adelantado actividades ilegales para ésta, con la promesa de que una vez asesinado Gaitán, sería sacado del país lo más pronto posible, reubicado en otro con amplias garantías económicas. Sin embargo, el plan criminal era otro: También asesinarlo y evitar así dejar testigos. Esto no lo ejecutó porque las masas enardecidas se encargaron de eliminarlo.

Gaitán a groso modo

No se tiene la certeza histórica sobre la fecha de su nacimiento. Por ejemplo, la partida de nacimiento del 23 de enero de 1898  y una partida de bautismo del 26 de enero del mismo año. Por su parte, otros documentos personales tales como pasaportes, cédula de ciudadanía, diploma de la Real universidad de Roma, datan del 26 de enero de 1903 como su fecha de nacimiento. También hay disputa sobre el pueblo donde nació: para unos es Manta y para otros Cucunubá, ambos municipios de Cundinamarca.

Era hijo de Manuela Ayala, profesora y Eliécer Gaitán Otálora, librero. En 1920 comienza estudios superiores en la universidad nacional de Colombia, obteniendo el título de doctor en derecho y ciencias políticas el 29 de octubre de 1924, presentando la tesis intitulada: “Las ideas Socialistas en Colombia”. Con el apoyo de su hermano Manuel José, adelantó su doctorado en Jurisprudencia  en la Real universidad de Roma en 1926 y un año después da a conocer su tesis: “El criterio positivo de la premeditación”, Magna Cum Laude, se gradúa con honores.

Su carrera política lo lleva al parlamento. Allí adelanta candentes debates a favor del pueblo. Se recuerda sus memorables debates del 3 y 6 de septiembre de 1929 con motivo del asesinato de centenares de trabajadores del banano en Ciénaga, Magdalena, a cargo de la United Fruit Company, en lo que se ha dado en llamar “La Masacre de las Bananeras” y que Gabriel García Márquez también relata en su inmortal obra “Cien años de soledad”. Dijo allí: “El gobierno tiene la metralla homicida para los colombianos y una temblorosa rodilla en tierra ante el oro americano, (Estados Unidos)”.

En 1933, funda el movimiento: “Unión Nacional izquierdista Revolucionaria, UNIR y su órgano informativo: “El Unirismo”, movimiento político que disolvió para volver a las entrañas del partido Liberal y desde allí luchar por la presidencia de la república con un tinte bastante progresista para la época, incluso, para hoy. Desde las páginas de este periódico, el doctor Jorge Eliécer Gaitán Ayala propuso la reforma agraria y otros temas de trascendencia nacional.

Es alcalde de Bogotá en 1936, desde donde adelantó reformas sociales como la municipalización de los servicios públicos. Tuvo iniciativas no muy bien acogidas por el pueblo que protestó y bloqueó la ciudad estimulando su dimisión. Entre otras: Prohibir el uso de la ruana, las alpargatas, uniformar a los lustrabotas y a conductores de taxis.

En 1940, el presidente Eduardo Santos Montejo lo designa ministro de educación, desarrollando campaña nacional de alfabetización, implantó el zapato escolar gratuito, los restaurantes escolares, el cine educativo ambulante, la extensión cultural masiva. También inició la construcción del salón nacional de artistas.

Tuvo el valor de enfrentarse a la oligarquía y luchar por la restauración moral de la república, consciente que el sistema capitalista no maneja relaciones humanas sino intereses económicos. “Por la restauración moral, a las calles”, solía decir en sus vibrantes intervenciones. El 24 de octubre de 1947, fue proclamado jefe único del liberalismo. El primero de abril de 1948, recibe el título a honoris causa en ciencias políticas y sociales de la universidad Libre.

En la madrugada del nueve de abril de 1948, presenta su último caso legal: La absolución del teniente conservador Jesús Cortés, un militar acusado de la muerte del periodista Eudoro Galarza Osa. A la una y cinco de la tarde, mientras se disponía a ingresar al restaurante a almorzar es tiroteado y a las dos y cinco de la tarde muere. No se pudo hacer un funeral adecuado, porque sus familiares en señal de protesta se negaron a llevarlo al cementerio hasta tanto cayera el presidente de turno. Su cuerpo reposa en su última residencia, hoy convertida en museo para honrar su memoria, el cual se encuentra ubicado en la calle 42 número 15 – 52 de Bogotá, Colombia.

Las ideas progresistas de Gaitán viven. Su sangre clama justicia. Unidad del pueblo colombiano alrededor del Polo Democrático Alternativo y el Partido Comunista Colombiano. Como dijera Gaitán: “Contra la oligarquía, a la carga”.

NL/Prensa PCC

Ibagué, abril 9 de 2011

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: