Posteado por: nelsonlombana | junio 23, 2011

Bomba de tiempo en cárcel de Picaleña de Ibagué, Tolima

La cárcel de Picaleña de la Ibagué, Tolima, está convertida en una verdadera “bomba de tiempo”

Por Nelson Lombana Silva. PacoCol

La cárcel de Picaleña de la Ibagué, Tolima, está convertida en una verdadera “bomba de tiempo” por las medidas que viene tomando la dirección de este centro carcelario. Se estaría violando los derechos humanos en su integridad sin el conocimiento de los organismos defensores de derechos humanos.

Al parecer todos los sindicados fueron hacinados en dos patios: 3 y 7, reuniendo presos políticos con paramilitares y delincuentes comunes. De igual manera, los paramilitares fueron repartidos en los demás patios. ¿Con qué interés? VOZ La verdad del pueblo en exclusiva habló con un preso político, se trata del compañero Javier Alfredo Pereira Garzón, sindicado de hacer parte de las FARC – EP. El testimonio es dramático y conmovedor que exige del gobierno nacional un pronunciamiento y de los organismos defensores de derechos humanos, del orden nacional e internacional:

1.      Compañero Javier: ¿Qué esta pasando en estos momentos en la penitenciaría de Picaleña de la ciudad de Ibagué, Tolima?

Resulta que la dirección de la cárcel de Picaleña hace unos cambios, saca los reclusos sindicados de los diversos patios y los concentra en dos: 3 y 7.
Eso implicó que la gente coordinada de los patios 3 y 7, fueran regadas por los otros pabellones, como son los patios 8, 9, 10 y 11. Esto ha generado una tensión muy grande porque hay problemas de internos. Me explico: En el trasegar de los tiempos en las cárceles  han habido problemas entre muchos internos, muchos de ellos han llegado a agredirse. Ha habido heridos, incluso, muertos. Por esa razón hay internos que no viven en esos patios porque tienen hijos y temen ser asesinados.

La guardia no tuvo en cuenta esa situación y simplemente lo que hizo fue revolver a todo el mundo, eso ha llevado a que los patios se encuentren demasiados tensionados y estén a punto de entrar en problemas muy delicados como hubo en otras épocas, que desafortunadamente tuvo que correr sangre para que fuéramos escuchados.

La problemática que tenemos en estos momentos en el patio 8 radica en que nos revolvieron, era el patio de los presos políticos, (FARC y ELN), obviamente hay presos comunes y a lo largo del tiempo que estamos en este patio nos hemos caracterizado por ser – creo – el mejor patio de esta penitenciaría, aquí no tenemos heridos, aquí no se golpea la gente, aquí se ha tratado de llevar la convivencia lo más sana posible.

Resulta que el ser tolerable con esta situación y no abusar de las personas, nos ha puesto en dificultades con la guardia, porque la guardia  de la única manera que saca personas de un patio que no pueda convivir es, según palabras textuales de ellos, es que haya herido o muerto, de lo contrario, no sacan a nadie. Tiene que vivir aquí la gente obligada.

En este momento tenemos cinco casos concretos de personas que no pueden convivir en el patio, queremos que la guardia nos escuche y que les de otros patios pero no ha sido posible. La guardia dice sencillamente: Eso si alguien mata sí procedemos. Pero, creo que lo correcto no es eso. Tenemos que ser mucho más razonable y procurar que si la gente no puede convivir acá, pues que le den otro patio.

Hay  el caso de un señor que le metieron dos paramilitares que estuvieron en la masacre de su familia. Usted entenderá que son cosas demasiados dolorosas para una persona saber que quien le ha matado su familia está durmiendo a dos o tres metros de donde está durmiendo.

Esto realmente se está convirtiendo en una bomba de tiempo y la guardia no nos está prestando atención. Caso contrario, lo que sucede en otros patios: 9, 10 y 11 que sacan la gente es a golpes, las están maltratando, dándoles duro y a ellos sí los están sacando de los patios. Como nosotros preferimos hablar con la guardia para que sean sacados de una manera decente, sin necesidad de abusar de ellos, la guardia no nos quiere colaborar en ese sentido.

Nosotros no tenemos por qué agredir la gente, porque nuestra función no es agredirlos, por el contrario, nosotros preservamos la vida y preservamos la integridad tanto nuestra como la de todos los internos. Creo que lo coherente sería que hiciera presencia aquí los entes de control para colocar una alerta temprano de lo que realmente pueda llegar a suceder, porque resulta que cuando pasa esa cacería en esas cárceles generalmente las personas que estamos al frente en los patios son los que tendemos a ser trasladados o a cargar con el peso de lo que pueda suceder en un patio por cuanto nunca queda una manifestación por escrito de lo que está sucediendo porque si nosotros hacemos una petición dirigida al director o al comando de vigilancia, diciéndoles de la situación que se está presentando y haciéndolos responsables de ello, ellos sencillamente lo van a negar e ignorar; entonces nosotros nunca vamos a tener un soporte de cómo sustentar que nosotros sí informamos ante que sucedieran los hechos. ¿Sí me hago entender?

2.     ¿Cuántos son los presos políticos que en estos momentos hay en la cárcel de Picaleña?

Una cifra exacta es imposible, porque estamos distribuidos en diversos patios, pero creo que somos un promedio de 160 a 200 internos que somos prisioneros políticos.

3.     ¿Se presenta hacinamiento en este penal?

Hay en cantidades alarmantes. El patio 8, por ejemplo, tiene 208 celdas, esas celdas son de 1. 50 de ancho por 2.0 metros de largo, o sea, son 3. 0 metros cuadrados. Inicialmente estas celdas se hicieron para un interno, en estos momentos hay dos internos por celda, no hay sino una sola planchita de concreto que hace las veces de cama, por eso el otro interno debe dormir en el piso. El cupo para este patio es de 208 internos, pero en estos momentos hay 436. Es el patio más hacinado en la penitenciaría porque los internos que no pueden vivir en otros patios y que en la “jerga candelaria” los sacan de los patios bajo el término de “arriados”, nos lo están trayendo para este patio 8, porque nosotros hemos sido más tolerantes y hemos sido más condescendientes con las personas que no han podido en otros patios.

Nosotros no estamos en desacuerdo que nos traigan gente. Es más: La propuesta que le hemos hecho a la guardia es si acá hay cinco internos que no pueden vivir porque ellos voluntariamente se quieren ir para evitar problemas, derramamiento de sangre, cámbienoslo por otros siete internos que quieran vivir acá. Pero, ni aún así quieren acceder a ello. Ahora en estos momentos tenemos gentes durmiendo por fuera de las celdas porque tres personas no caben en una celda. No hay donde albergar más personas dentro de una celda. Tenemos gente durmiendo por fuera.

Ahora, el tema del agua. En ocasiones la colocan dos veces al día, en ocasiones una vez al día y en ocasiones ninguna vez al día. La problemática sanitaria es increíble. Aquí tenemos sanitarios desprendidos, las llaves por lo general no sirven, el agua la colocan por tiempo muy corto, escasamente de 25 minutos o media hora para bañarse 436 personas; no existe la posibilidad de lavar la losa porque como no tenemos agua constantemente, pues al momento de repartir los alimentos no hay agua, nos toca limpiar los platos con papel higiénico porque no tenemos una opción diferente. La unidad sanitaria está en un estado pésimo.

Aparte de eso no vislumbramos una solución inmediata. La situación se está tornando caótica por la situación de tensión que se está manejando en los patios. No es por exagerar, pero en cualquier momento puede correr sangre en cualquiera de los patios. Está muy delicada la situación.

4.     En el caso de la alimentación y la salud, ¿Cuál es la realidad que se está viviendo en el penal?

Aquí hablar de salud es hablar de una utopía. Realmente no prestan atención, a saludcoop le quedó grande hacerse cargo de la cárceles a nivel nacional. He trasegado por varias cárceles y el problema es el mismo. Acá tenemos pacientes con cirugías aprobadas, que por simple tramitología y burocracia no se han hecho realidad.

Esta semana debían sacar 36 internos a médico, únicamente sacaron a 4 a odontología, de resto de gente no han sido atendidas. No hay un médico de planta constante. Los fines de semana difícilmente hay una enfermera que atiende casos puntuales como gente herida por una puñalada. Pero, acá no hay urgencias. Hay una persona que tiene pre infarto y el guardián se siente médico y dice: “Yo no le veo nada” y como no le ve nada, pues, no lo saca. Hemos tenido que sacar gente privada, gente en camilla, gente en situación extrema, porque si no se llega al extremo, al límite, no sacan a nadie.

Seguimos con el mismo problema de salud. Incluso, en estos momentos tenemos el problema de alimentación porque agruparon tantos reclusos en un solo patio, pasamos de ser 208 a 436 de un día para otro, eso implicaba que debería mandar una ración de carne y comida mucho mayor, pero realmente la comida que estamos recibiendo es muy poca y a eso se debe también el inconformismo de las personas, más aún cuando apenas la semana pasada, modificaron la numeración con que nos identifican que es lo que llaman el TD y esto no ha permitido que las familias le consignen plata para sacar cosas en el expendio porque se tiene la incertidumbre si se debe consignar con el TD viejo o con el actual. La situación en verdad es bastante difícil. Pero bueno, digamos que la aguantada de hambre, de una u otra manera nos acostumbramos aquí, pero lo que realmente nos preocupa es que haya derramamiento de sangre.

La situación está muy compleja. Gracias a usted que nos está poniendo atención, para que la opinión pública se entere de lo que se está viviendo, los atropellos de la guardia son increíbles. El día que trajeron la gente para los patios, los agruparon a todos en una parte que denominan el teatro, eran más de 600 internos en ese teatro: Hubo cuchillo, hubo robo, hubo golpes. La guardia atropelló la gente con gases, con garrote. O sea, son cosas que se tapan, que nadie las va a conocer porque la vivimos internamente nosotros y nosotros no tenemos quien nos respalde afuera como para poder plantear realmente la situación grave que viene pasando hace rato.

Lo que nosotros pedimos es que por favor nos colaboren con una delegación de la defensoría del pueblo, de la procuraduría, personería y si es posible cruz roja internacional, para haber si de una manera concertada podemos hablar con el director y la administración de la cárcel para haber qué solución nos pueden dar. Porque aquí hay casos demasiados, demasiados graves, le repito, hago énfasis en el señor que los paramilitares le mataron su familia y son cosas que se nos salen de nuestras manos. Nosotros procuramos en lo posible que no haya derramamiento de sangre, pero, si la guardia no nos colabora eso va a ser inevitable. Realmente estamos haciendo una voz de alerta porque aquí en cualquier momento puede pasar cualquier cosa, cosas muy delicadas.

5.     ¿Hace rato se vienen presentando estas anomalías o son recientes?

Lo más gravoso fue ahora, esta semana, como te digo, ahora a partir del martes 14 de junio, con los cambios de personal, que pasaron todos los sindicados de los patios a dos solamente. Los patios donde habían más paramilitares eran 3 y 7, eran donde ellos tenían su espacio, fueron sacados de allí y regados por todos los demás patios. Eso generó que las personas que vivían en esos dos patios, pero que no podían vivir en otros patios, tengan problemas en los diferentes patios. El problema no es solamente aquí, el problema es toda la cárcel en general.

Hay otros patios donde se dice: “Aquí la gente no entra” y no lo entran, entonces, la gente que no está viviendo en ningún otro patio, nos la están metiendo acá. Este patio 8 es una bomba de tiempo. Hacemos lo posible porque no haya derramamiento de sangre, hemos hablado con la guardia, les hemos dicho, algunos de ellos son conscientes, pero dicen que la orden es que nadie sale y efectivamente, nadie sale.

Se siente uno impotente. Nos hemos caracterizado aquí por nunca hemos tenido heridos, porque no se abusa de la gente. Inclusive, cualquiera de los internos pueden sacar al azar, 20 o 30 internos al azar y ellos pueden dar fe que aquí en el patio se respeta los derechos humanos. Incluso, la misma guardia afirma que este es el mejor cuarto de la penitenciaría.

No entendemos que siendo considerado el mejor patio de la penitenciaría, la guardia esté interesada que esto se desordene y puedan pasar cosas que hayan que lamentar más adelante.

6.     Muchas gracias por sus declaraciones, hasta una nueva oportunidad.

Bueno señor, muchísimas gracias. Gracias por escucharnos y pues de corazón le pedimos el favor de que si puedes intervenir por nosotros para que los entes de control hagan presencia efectiva, es decir, no solamente afuera sino que la presencia sea efectiva y conozcan de primera mano la situación por la cual estamos pasando. Ojalá, que no solamente se limiten a ir a las oficinas, sino que lleguen acá, en lo posible que lleguen a los patios y conozcan de primera mano la situación, que es bastante, bastante preocupante.

Ibagué, junio 23 de 2.011

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: