Posteado por: nelsonlombana | marzo 29, 2010

Con salud rebosante regresa a la libertad el soldado Calvo

Soldado profesional Josué Daniel Calvo

Por Nelson Lombana Silva

La carga ideológica de mentira e infamia de los alienantes medios de comunicación se diluye en el aire una vez  se abre la portezuela del helicóptero brasileño y aparece rebosante de salud el soldado Josué Daniel Calvo Sánchez, al lado de la valiente senadora Piedad Córdoba. Toda la película infame cae estrepitosamente y la verdad sale a flote una vez más.

Momento emotivo para la familia, pero también para los que hacen rato venimos diciendo que la única salida al conflicto social y armado que vive el país es el diálogo civilizado y político que permita solucionar las causas reales de éste.

A través de la televisión lo vimos fuerte, diáfano, limpio, sin ningún tipo de rasguños distinto a los balazos recibidos en el combate en el cual es hecho rehén  por las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia, FARC – EP. No hay que ser sabio para saber que el trato recibido coincide con el consagrado en el Derecho Internacional Humanitario, DIH.

A pesar del incumplimiento del gobierno nacional (como es común) que al parecer puso en inminente riesgo la operación humanitaria, ésta se hizo bajo un torrencial aguacero. Nuevamente los aviones surcaron el espacio debajo del cual se hizo la operación, tanto el día anterior y el día mismo de la liberación, según denuncia la senadora Piedad Córdoba, sin escándalos y dramatismo pero sí con seguridad.

El hecho se constituye en otro claro mensaje de paz y de diálogo por parte de la insurgencia, que el gobierno nacional y los medios de comunicación ahogarán con medidas antipopulares  y e informaciones muy distantes de la verdad. Ojala, el pueblo aprendiera a leer, escuchar y ver las noticias de los medios masivos de comunicación para saber que hay que entenderlas al revés., si se trata de establecer la verdad.

Un hecho de esta naturaleza, que le dio la vuelta al mundo, no propiamente por los medios de comunicación de la burguesía nacional, sino por la prensa alternativa y libre de otras partes del mundo,  jamás se dio con los paramilitares, los “muchachos” consentidos de Álvaro Uribe Vélez, Juan Manuel Santos, Noemí Sanín, Germán Vargas Lleras y demás. Nunca llegó o llega un cuerpo sano y con vida como vino Josué Daniel Calvo Sánchez, siempre llega, (si es que llega) destrozado, torturado y sin vida.

¡Qué diferencia! ¿Verdad?

Ibagué, marzo 29 de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: