Posteado por: nelsonlombana | abril 21, 2010

Dirigente comunista asume presidencia SIMANA en Nariño

Sindicato del magisterio de Nariño

Por Nelson Lombana Silva

La dirigente comunista del departamento de Nariño, Rosalba Oviedo Pinto, es la presidenta del sindicato del magisterio de Nariño, SIMANA. Es la primera vez que una mujer  llega a tan elevada      posición    sindical en     57 años de vida     de   este     combativo  sindicato de profesores. Es una mujer sencilla, de ideas claras y convicción social  profunda, que   todos los días trabaja con tenacidad en aras de defender los docentes de esta sección del país    de las garras del modelo neoliberal  y la criminal   política  de  la  mal   llamada   “seguridad democrática” de Uribe Vélez.

Oriunda de Santacruz Guachaves, departamento de Nariño, nació el 16 de febrero de 1960, siendo sus progenitores: Leonardo Oviedo y Luz Marina Pinto. Es licenciada en filosofía con especialización en informática educativa, ha ejercido la docencia durante 31 años en establecimientos, tanto urbano como rural. Actualmente labora en el instituto técnico industrial de Pasto, la capital del departamento.

Su nombramiento no es un accidente o casualidad. Es fruto de su trabajo activo, consecuente y orgánico. De 2000 – 2003, fue directiva de la secretaría de asesoría jurídica y reclamos; 2004 – 2008, fue vicepresidenta regional de la central unitaria de trabajadores, CUT; durante año y medio fue vicepresidenta de SIMANA, entre otras responsabilidades.

La entrevistamos brevemente y esto nos dijo:

¿Cómo se dan las cosas para que usted asuma la presidencia del sindicato de docentes del departamento de Nariño?

Eso tiene que ver con un trabajo muy grande, intenso, muy dedicado, que hemos venido haciendo maestros unitarios al interior de nuestro sindicato; venimos prácticamente desde 1986 trabajando en los comités como presidenta de un comité de base, como delegada al pleno, a la asamblea de delegados de nuestro magisterio; también he participado en los diferentes congresos de FECODE  y de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, de Nariño. Todo este proceso ha permitido consolidar un trabajo que nos ha permitido llegar hoy a la dirección del sindicato del magisterio de Nariño, con nuestro trabajo, pues, digamos hacia consolidar la propuesta de izquierda, la dirección del sindicato del magisterio de Nariño. Eso es importante. Además, también como primera vez en la historia de nuestro sindicato que una mujer asume la presidencia de este importante sindicato, siendo uno de los más grandes y representativos en nuestro departamento.

¿Cuál es la realidad actual del magisterio en el departamento de Nariño?

Bueno, tenemos la realidad que se vive de la política educativa neoliberal nacional avanzando en la privatización, avanzando en la desfinanzación total de la educación, el recorte importantísimo de la financiación de la educación que hoy se percibe en la reducción de la planta de personal, en el recorte de la calidad educativa, en el recorte de la alimentación escolar como son los restaurantes escolares y avanzando por supuesto provisionaliddad y la contratación de la educación pública. Pero, tenemos también muchas dificultades en derechos humanos. Nariño está enfrentando una crisis humanitaria muy grave por efectos del conflicto social y armado que se agudiza en nuestro departamento por la altísima militarización, por la arremetida del gobierno con su política de seguridad democrática, la fumigación en la frontera y por toda la agresión de todos los proyectos militares, los megaproyectos como opción geoestratégica de los Estados Unidos que se esta viviendo en nuestro departamento como corredor importante del posicionamiento de Estados Unidos y por eso se ha agravado mucho el conflicto y la crisis humanitaria en nuestro departamento. En ese panorama el magisterio está afrontando también una grave crisis frente a la violación de derechos humanos; tenemos muchos maestros que han sido desplazados, amenazados y por supuesto, esto es, digamos, de mucho interés para nuestro sindicato para trabajar los derechos humanos al interior de nuestro magisterio.

En esa lucha sindical del magisterio que ahora usted preside, ¿Cuál es el aporte del gobernador del polo, Antonio Navarro Wolf?

En lo que refiere a educación hemos mantenido unas buenas relaciones al menos, digamos de que se escuche la problemática; la gobernación de Nariño ha tomado una posición democrática importante frente al proceso de reorganización educativa, frente a respetar, por ejemplo, los docentes que están en provisionalidad en los sectores indígenas y en el sector de la costa de las negritudes y en esa vía, digamos que ha sido, una ayuda, digámoslo así, para mantener esta parte de la educación. No ha sido la agresividad que hemos visto con las anteriores administraciones, que se hizo recorte importantísimo en la planta de personal de los provisionales dejando en contratación que es aún más grave, no sin querer decir que la provisionalidad sea la solución, pero al menos mantiene en provisionalidad un poco en mejores condiciones laborales que lo que significa la contratación que es la flexibilización laboral del sector del magisterio. En esta parte ha habido un buen entendimiento con la administración departamental, al igual tratar de, digamos cubrir las necesidades que las instituciones educativas tienen, se hizo la distribución del presupuesto departamental mediante cabildos abiertos donde la ciudadanía participó y allí las instituciones educativas tuvieron la opción de presentar sus proyectos y fueron importantes los aportes que desde la administración departamental se han hecho para el fortalecimiento, el trabajo, la parte de atender la parte de calidad educativa en las instituciones educativas. No es, digamos, lo suficiente, pero es al menos es un mínimo avance en medio de toda esta arremetida de esta política agresiva, de la política general neoliberal educativa.

Teniendo en cuenta la grave crisis por la cual atraviesa el sindicalismo en Colombia, ¿Cuáles son sus propuestas para su sindicato del cual es su presidenta?

Nosotros tenemos, digamos, unas tareas centrales. Y es que al interior del movimiento sindical el magisterio de Nariño tenemos que recuperar el debate ideológico, que debe estar al interior de nuestro sindicato. Fortalecer la educación sindical y ligar nuestro sindicato a la lucha popular, a la lucha social y a todas aquellas alternativas populares conjuntamente con todo el movimiento de campesinos, indígenas y de los demás sectores para que nos posiciones, digamos, en esta vía a fortalecer la unidad del pueblo, ganar mayor conciencia social, y que desde nuestro sindicato se contribuya a las transformaciones sociales y políticas que necesita nuestra sociedad. Yo creo que eso es importante. Y desde luego, seguir luchando por parte reivindicativa gremial como es la defensa de la educación pública, el estatuto único docente, la ley estatutaria, el sistema de salud, nuestro sistema pensional que ya es propio al interior del magisterio, pero creo que hay que colocar el debate ideológico al interior del movimiento sindical que nos permita contribuir desde este espacio a dar una mirada más transformadora y revolucionaria como debe ser el objetivo del movimiento obrero para construir un escenario distinto que nos de vía a la transformación de nuestro país. Esa es, digamos, nuestra principal tarea que la izquierda debe cumplir al interior del sindicato.

Ibagué, abril 20 de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: