Posteado por: nelsonlombana | junio 15, 2010

Prepararnos para resistir avanzando, la gran tarea de los comunistas

Partido Comunista Colombiano

Por Nelson Lombana Silva

Al ser elegido presidente Álvaro Uribe Vélez en mayo de 2002 con el programa denominado: “Manifiesto democrático  de los cien puntos”, la mal llamada “seguridad democrática” se diseña bajo el influjo de la “guerra al terrorismo” pregonada por el presidente George W. Bush, luego del ataque a los torres gemelas  el once de septiembre de 2001. Se impuso entonces el recorte de las libertades ciudadanas, se super militarizó el país y los recursos que iban para inversión social, en su inmensa mayoría, se desviaron para alimentar el rubro de la guerra más desenfrenada y absurda en Colombia.

Aprovechando el analfabetismo político de las masas, el terrorismo de Estado y la alienación y enajenación de los medios de comunicación, las religiones, el pensum académico y demás aparatos ideológicos del sistema, el gobierno mafioso y paramilitar de Uribe Vélez hizo y deshizo durante estos ocho años convirtiendo la patria en un gigantesco campo de concentración, de tortura, desplazamiento y desapariciones forzadas y represión por obra y gracia del siniestro binomio militarismo – paramilitarismo, bajo el imperio bestial de la incomunicación de los medios de comunicación adictos al régimen. Con todo el cinismo del mundo insiste en negar que en Colombia hay un larvado conflicto social, se limita a decir que solo hay “turulatos terroristas sin ideales y principios humanistas”, infame mentira que repetida hasta la saciedad termina siendo realidad en el subconsciente del pueblo villanamente engañado y explotado.

Sin embargo, no podríamos decir que estamos ad portas de “cesar la horrible noche”, porque con Juan Manuel Santos o el mismo Antanas Mockus se avizora la continuidad del monstruoso proyecto sin Uribe en la presidencia de la república.

Es bien sabido que el plan colombia o iniciativa regional andina, con todos los nombres que se le ha dado hasta ahora, es el deseo manifiesto de los Estados Unidos de aprovechar nuestro país para doblegar nuevamente a los países que hoy adelantan procesos democráticos sumamente importantes. Incluso, ir más allá, instalando armamento capaz de atacar al África y la misma Europa. El uribismo sin Uribe es una realidad inexorable que amerita de los comunistas y demócratas, análisis político y métodos de acción permanente porque de lo que se trata es de resistir avanzando, con la firme convicción que con la unidad y la acción organizada de las masas populares es posible construir una sociedad basada en la decencia, en la equidad social y en la justicia, es decir, una sociedad socialista.

El régimen ha impuesto la única “lógica” de la guerra. He ahí por qué hasta el más humilde campesino cree que la guerra contra la insurgencia es la más importante “razón” para votar por Santos. Al parecer, no importan: La salud, la educación, la vivienda, el bienestar social, el medio ambiente, servicios públicos, el empleo, etc. “Nada de eso importa, lo importante es la tranquilidad”, dijo un campesino de Anzoátegui, Tolima. ¿Cómo romper ese dogma? ¿Cómo liberar al pueblo de esa burda e infame mentira? ¿Cómo hacer un pueblo crítico, analítico, rebelde y organizado? Son preguntas para tener en cuenta en este momento que nos permita incidir con más fuerza en el devenir histórico de nuestro pueblo con toda su rica diversidad y pluralidad.

El 67% de los colombianos vivimos por debajo de la línea de pobreza, mientras que nueve millones deambulan en la indigencia. Tan cruda realidad no es fruto de la casualidad, es producto de la esencia sistémica del capitalismo y sus medidas tomadas contra el pueblo. Por ejemplo, la ley 789 de 2002, eliminó el pago de las horas extras, dominicales y festivos, con el peregrino cuento de generar empleo, pero, siete años después el desempleo ha aumentado dramáticamente. Se impuso las “cooperativas de trabajo asociado”, imponiendo nuevas formas inhumanas de esclavitud. También desaparecieron empresas insignes de la patria como telecom, caja agraria, bancafé, adpostal, caja nacional de previsión, inravisión, dejando miles y miles de trabajadores en el pavimento. Fueron privatizados más 400 hospitales públicos con la promesa incumplida de mejorar su prestación. Sí, la salud y la educación se convirtieron en mercancías de lujo de difícil acceso.

Tolima en la mira de los megaproyectos

El departamento del Tolima por supuesto que no es ajeno a la realidad nacional, padece los efectos de la mal llamada “seguridad democrática”, la corrupción, los falsos positivos, la militarización y paramilitarización. Se habla de más de 16.000 soldados sobre la cordillera central, lo mismo que la instalación de batallones de alta montaña en diversos puntos del departamento. El Tolima es hoy por hoy, una gigantesca base militar complementada con el ejército paramilitar y la red de informantes. Son numerosos los falsos positivos que organismos defensores de derechos humanos han debidamente documentado.

De igual manera, el departamento es escenario de megaproyectos, los cuales apuntan al desarrollo del capitalismo en la proyección del Tratado de Libre Comercio, TLC, con el infame propósito de facilitar a las transnacionales robarse los recursos naturales e invadirnos  con sus desechos o sobrantes de los países desarrollados, especialmente Estados Unidos.

La exploración y explotación de la mina de oro La Colosa en Cajamarca, supuestamente la segunda más rica del mundo, coloca en inminente peligro la vasta zona de páramo y estrella hidrográfica que surte de agua a la ciudad musical de colombia, Ibagué y baña una extensa zona plana del Tolima. Coloca en peligro a Usocoello, el distrito de riego más importante del país y deja seca a numerosas poblaciones. El triángulo del Tolima, que cobija los municipios de Coyaima, Natagaima y Purificación, que tanto lucha significó para indígenas y campesinos, poco a poco viene pasando a manos de personas extrañas en la zona y el desplazamiento disimulado se hace cada vez más notorio. La construcción de hidroeléctricas, especialmente en el sur del departamento, tienen como finalidad robarse el recurso energético, la biodiversidad y profundizar la recolonización de las transnacionales, especialmente norteamericanas, como bien lo dijera en su momento el comandante Fidel Castro Ruz. En el municipio de Planadas, ya se iza sin recato de ninguna naturaleza y con la complicidad del militarismo, la bandera de Estados Unidos.

¿Qué hacer? Decir menos y hacer más. Proponemos:

1. Fortalecer la unidad, la organización del partido comunista, partiendo de los principios leninistas de organización, los estatutos, el programa y la línea política;
2. Desarrollar en la teoría y en la práctica la unidad de la izquierda condensada en el Polo Democrático Alternativo, especialmente el ideario de unidad, los estatutos, creando bases por todo el departamento. Pero, bases creativas, politizadas, capaces de desarrollar la política en su campo de acción;
3. En el marco del bicentenario celebrar los 80 años del partido comunista y participar masivamente de la compra, lectura y difusión del semanario VOZ La verdad del pueblo. El Tolima celebrará el cuarto festival regional del semanario el próximo 3 de julio en la ciudad de Ibagué, a lo que estamos invitando muy fraternalmente a todos y todas;
4. Revisar e insistir en las normas partidarias de seguridad, crear alternativas y organismos defensores de derechos humanos. Es decir, prepararnos para la continuación del uribismo sin Uribe;
5. Fortalecer la labor educativa y formativa. La lucha ideológica exige estar permanentemente actualizados;
6. Fortalecer en la teoría y en la práctica las tesis del marxismo – leninismo con el legado de nuestros pensadores latinoamericanos como Bolívar, Martí, Vieira, Mariátegui y tantos otros;
7. Fortalecer los valores éticos como la fraternidad, la solidaridad, la crítica, la autocrítica y el firme compromiso revolucionario. Insistir en la unidad de toda la izquierda, respetando la propia dinámica de cada organización política.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: