Posteado por: nelsonlombana | junio 22, 2010

Militares amenazan de muerte a dirigente comunista y del Polo en el Tolima

Partido Comunista Colombiano

Por Nelson Lombana Silva

El compañero José Vicente Méndez Zambrano, amenazado de muerte por unidades militares acantonadas en la base militar de Babilonia, vereda Santa Bárbara, corregimiento de las Hermosas, municipio de Chaparral, Tolima, ha dirigido comunicación a organismos defensores de derechos humanos, demandando protección y solidaridad ante la continua persecución y amenazas de que ha venido siendo objeto por la fuerza pública sindicándolo de auxiliador de la insurgencia.

El hostigamiento no es de ahora contra el dirigente local del partido comunista y el polo democrático alternativo, pues en la actualidad cursa un proceso en la fiscalía de chaparral por supuesta rebelión. En varias oportunidades ha sido encarcelado y sometido a torturas y vejámenes unas veces por los militares y en otras por la policía nacional.

El compañero Méndez Zambrano es un campesino honesto y trabajador, padre de varios niños, entre ellos uno de escasos meses, que se gana la vida desarrollando actividades agropecuarias en la martirizada región chaparraluna del cañón de las hermosas.

La última amenaza de los citados militares conmina al compañero a salir de la región, de lo contrario no responden por la integridad física. “Menos mal que lo encontramos trabajando o sino cómo le hubiera ido, me dijo coja a su mamá y váyanse de por aquí a donde no lo conozcan o no respondemos…o quedará por aquí definitivamente”, afirma el labriego José Vicente en su documento que ha dirigido a Reiniciar, la procuraduría, defensoría y demás organismos defensores de derechos humanos.

El relato es el siguiente: “Me dirijo a ustedes con el fin de informarles de los atropellos que soy objeto por parte de la fuerza pública. El día 21 de febrero de 2010 fui detenido por la policía y conducido en un carro a la estación de Policía, sindicándome de delitos que nunca los he cometido, les pedí que hablaran con mi abogado y se negaron, diciendo que no querían hablar con ningún abogado, la detención duró unos 50 minutos, el día 9 de junio me encontraba cogiendo café en la finca de mi mamá Guillermina Zambrano, en la vereda Argentina Hermosas, eran las diez de la mañana cuando bajaron personal de la base militar de Babilonia, vereda Santa Bárbara corregimiento de las Hermosas Chaparral Tolima, entraban a las casas pidiendo documentos de identidad, con el pretexto que estaban haciendo un censo en el área de personas que entran conocidas y desconocidas, eso lo dijeron en donde mi hermano Jorge Enrique Zambrano y donde un vecino Ricaurte Prada, luego se bajaron por un filo abajo del cafetal y llegaron a la casa de mi mamá a interrogarla y le preguntaron, ¿A dónde está Vicente Méndez? Mi mamá les respondió  él está cogiendo café, le preguntaron: con cuántos más está, pues nosotros sabemos, él anda con los terroristas, se fueron…y rodearon el cafetal haciéndome salir para hacermen preguntas como ¿Qué está haciendo en el área, yo les respondí, cogiendo café en la finca de mi mamá que se le está cayendo, y me dijeron que la red de cooperantes de Santa Bárbara y la Argentina  les avían informado, que yo estaba en el área, y me trataron de terrorista, yo les contesté: yo tengo que salir a trabajar para darles de comer a mis hijos, luego trajeron a mi mamá para el cafetal en donde estaba yo, mi mamá tiene aproximadamente 70 años, mi mamá les dijo: cuidado me le hacen daño a mi muchacho, y ellos le dijeron: señora, si saben algo diga que nosotros les pagamos lo que sea, para que se larguen de por aquí, no los queremos ver más, luego me dijeron personalmente, menos mal que lo encontramos trabajando o sino cómo le hubiera ido, me dijo coja a su mamá y váyanse de por aquí a donde no lo conozcan, o no respondemos…o quedará por aquí definitivamente”.

En el documento el compañero hace un llamado urgente a las comisiones de derechos humanos para que intervengan inmediatamente y señala que no es un problema que exclusivamente le esté pasando a él, pues al parecer son varios los campesinos que sufren el mismo problema pero temen denunciar por miedo a las represalias de los militares, en el marco de la mal llamada “seguridad democrática”.

Dice: “Le pido a las comisiones de derechos humanos y todos los entes relacionados, que hagan algo por mí y por todos los que están en esta situación que somos muchos, otros que no denuncian porque están amenazados, busquen la manera de ubicar personas, que no les da miedo hacer investigaciones, y denunciar los atropellos que someten a la población civil, porque somos objeto de un proceso en contra y actualmente estoy sindicado de rebelión, ya hace un año, estuve retenido cuatro meses y anteriormente 14 meses y no me han resuelto nada, como yo no he cometido nada, ni he participado en conductas delictivas, no han encontrado ninguna prueba que me conduzca a una condena en mi contra, en esta situación están otras personas, y si ustedes son verdaderos defensores de los derechos humanos, hagamos hasta lo imposible por descubrir las violaciones  y denunciar nacionalmente  como internacional”, termina diciendo el documento.

Al lado de esta aberrante situación de muchos campesinos de la zona como deja entrever el compañero José Vicente Méndez Zambrano, hay que sumar la presencia expansionista de los megaproyectos que vienen destruyendo el medio ambiente, destruyendo la fauna, la flora, pero también contaminando las aguas, acabando con ellas en algunos casos y de paso expropiando a los propietarios de las pequeñas parcelas ofreciendo sumas irrisorias con la figura de “terrenos de utilidad pública”. Se viene desarrollando contra el querer de la comunidad siete hidroeléctricas en la extensa zona del sur del Tolima, para lo cual en las próximas semanas hará presencia maquinaria pasada, bajo la cinematográfica vigilancia militar, lo cual induce a pensar a los habitantes que esa es la razón prioritaria del militarismo en la zona. Cuidar el gran capital y permitir el acabóse del medio ambiente sin que el pueblo pueda hacer nada, sometido a la más brutal represión, es la consigna que se abre campo en esta zona del país con la complicidad pusilánime del señor presidente de la república, Álvaro Uribe Vélez y sus segundones.

Ibagué, junio 22 de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: