Posteado por: nelsonlombana | julio 14, 2010

José Saramago: comunista hormonal

José Saramago: comunista hormonal

Por Nelson Lombana Silva

A la edad de 87 años de edad murió en Lanzarote, hermosa isla española, el laureado escritor portugués, José Saramago, Comunista “hormonal” como él mismo se definió. Su prolífera obra literaria brilla majestuosa en todos los rincones del mundo haciéndose acreedor del premio Nobel de Literatura en 2008. Miembro de una familia humilde ocupó cargos modestos hasta poder consagrarse como escritor. Desde 1969 se vinculó al partido comunista portugués, ideología que conservó inalterable y sin dejarse acosar de la desintegración de la Unión Soviética y la caída del muro de Berlín.

Científico, superó con creces creencias metafísicas. Su ateísmo lo destacó. Por eso cuando recibió el premio Nobel, el Vaticano se fue lanza en ristre contra el autor de “El evangelio según Jesucristo” tildándolo de “anticristiano” y “Comunista recalcitrante”. No se quedó callado. Respondió con contundencia: “El Vaticano se escandaliza fácilmente por los demás y no por sus propios escándalos…Yo solo le digo al Vaticano que siga con sus oraciones y deje a los demás en paz. Tengo un profundo respeto por los creyentes, pero no por la institución de la iglesia. El cristianismo nos enseñó a amarnos los unos a los otros. Yo no tengo la intención de amar a todo el mundo, pero sí de respetar a todo el mundo”.

Fue claro y contundente al tratar el tema religioso y la idea de Dios. Jamás claudicó al respecto al querer estar bien con todo mundo como muchos personajes endebles ideológicamente fluyen por todas partes en todos los tiempos. Su opinión sobre la biblia fija claramente su carácter científico: “La biblia es un manual de malas costumbres, crueldad, incestos, carnicerías. Según un científico que los contó hay cerca de un millón  700 mil cadáveres en este libro”.

El escritor Mario Benedetti, refiriéndose a su homólogo señaló: “José Saramago es uno de los creadores notables que ha dado este siglo que nos deja y no sólo de la desatendida lengua portuguesa, sino de la universal lengua del hombre”.

Pero ante todo Saramago fue un ser humano de carne y hueso, profundamente científico y Comunista convencido, “hormonal”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: