Posteado por: nelsonlombana | octubre 27, 2010

Colombia: 20 años de crudo neoliberalismo

Por Nelson Lombana Silva

Unos mueren para que otros vivan: El candidato del Nuevo Liberalismo, Luis Carlos Galán Sarmiento, es asesinado el 18 de agosto de 1989 en Soacha, Bogotá; Cesar Gaviria Trujillo en cáustico golpe de “suerte” asume la candidatura y es elegido presidente de la república el 27 de mayo de 1990, con escaso 47 por ciento de los votos depositados en las urnas. Bajo el sugestivo eslogan “Bienvenidos al futuro”, abre las fronteras al neoliberalismo, sin las más mínima huella de patriotismo y respeto a la soberanía nacional.

Adiós a la economía, la política o la cultura nacional, el ímpetu borrascoso de las monstruosas multinacionales y transnacionales invaden en estampida la patria y mediante su voraz y rapaz política, la dictadura de mercado se convierte en el dios omnipotente, omnisapiente y todo poderoso. Todo se hace mercancía, incluyendo, el ser humano, el obrero, el trabajador el campesino, la campesina, la juventud que hace parte del pueblo y la mujer citadina.

Veinte años después, ¿Cuál es el balance de ese modelo orquestado por el capitalismo altamente desarrollado en Colombia? ¿Cuál ha sido su impacto? ¿En qué etapa de su desarrollo se encuentra? ¿Qué está haciendo la humanidad para salvarse de este criminal modelo económico? ¿Es posible derrotarlo?

Para conocer pistas sobre el particular, consultamos al camarada Jairo Estrada Álvarez, miembro del comité central de partido comunista colombiano, profesor del departamento de ciencia política, facultad de derecho, ciencias políticas y sociales, universidad nacional de Colombia, director de la revista Espacio Crítico y autor de varios libros sobre economía y política, principalmente.

Hombre de izquierda, comprometido con cambios estructurales, analiza desde la ciencia, la situación dramática del pueblo colombiano inmerso en el nefasto neoliberalismo.

La entrevista completa es la siguiente:

Hace 20 años el neoliberalismo hace su aparición en Colombia. ¿Qué balance general se podría hacer en estos momentos desde la izquierda?

Bueno, el balance se puede hacer en términos políticos, en términos económicos y en términos socioculturales. Desde el punto de vista político, el proyecto neoliberal se ha venido acompañando en Colombia de una creciente tendencia hacia a la configuración de un régimen autoritario, que particularmente se ha configurado durante la última década y sobretodo durante los dos gobiernos de Álvaro Uribe Vélez.

Desde el punto de vista económico, lo que hemos vivido es un proceso en el que la economía, prácticamente, se le ha entregado a las empresas transnacionales, los monopolios transnacionales. Se ha asistido a un proceso de transnacionalización y desnacionalización de la economía a favor del capital extranjero; el país se ha desindustrializado y hoy estamos en presencia de un modelo económico que tiende a fundamentarse en la explotación minero – energética, en la explotación de la biodiversidad de los agrocombustibles de nuestros recursos hídricos. Es decir, fundamentalmente los recursos naturales. Todo ello, bajo un esquema de protección jurídica de los derechos del capital.

Y, desde el punto de vista sociocultural, pues, también es evidente que el modelo neoliberal ha surtido unos efectos en el sentido de incentivar toda una cultura individualista, egoísta, de competencia entre las personas, que ha socavado principios de solidaridad, de fraternidad y que justamente, pues, se ha fundamentado en la idea de una sociedad de “sálvese quien pueda”.

¿Cuál es la realidad actual del modelo neoliberal? ¿Continúa en crecimiento, está estancado o en declive?

En ese sentido habría que mirar como aspectos que pueden considerarse contradictorios como son todos los procesos sociales. Evidentemente, la situación de América Latina y la misma crisis capitalista reciente muestra que el proyecto neoliberal a escala planetaria es un proyecto que tiene límites y que no representa como el capitalismo mismo, sin salida alguna para la solución de los problemas fundamentales del ser humano.

Pero, por otra parte, en algunos países todavía persiste ese proyecto; justamente, uno de ellos es nuestro país, hay experiencias como las de Chile, Perú, México, para mencionar los casos de América Latina, en las que tales políticas continúan no solo adelantándose, sino profundizándose. En general, habría que decir: Es un proyecto que sirve de fundamento a las fuerzas de derecha a escala mundial. De tal suerte que el proyecto neoliberal está hoy inmerso dentro de lo que es un escenario, pues, de lucha de clases, muy al lado de lo que son los intereses de los explotadores en las sociedades contemporáneas.

¿Quiere decir que se sigue desarrollando en el contexto continental y mundial?

No tanto desarrollándose sino que sigue teniendo unas proyecciones, sigue adecuándose a nuevas circunstancias. Incluso, en el caso colombiano lo que estamos viendo ya es la pretensión de elevar a nivel constitucional preceptos de la política neoliberal, como es por ejemplo el caso del derecho a la sostenibilidad fiscal que apunta, pues, a ponerle un techo fiscal al gasto, al gasto social en nuestro país.

Eso también se ve en la elaboración de marcos normativos supranacionales con los tratados de libre comercio, con acuerdos de protección y promoción recíproca a las inversiones, comodatos de estabilidad jurídica. Es decir, el proyecto neoliberal continúa su despliegue. Solamente ha sido posible detenerlo allí, donde se ha observado una acción política organizada de los trabajadores y de las masas, allí donde expresan diversas formas de resistencia. En el caso de América Latina, pues, es claro el viraje en muchos países, particularmente en la república bolivariana de Venezuela, Bolivia y Ecuador, frente a lo que han sido las políticas neoliberales y esos países, son una demostración precisamente, que frente al neoliberalismo sí hay alternativas.

Se dijo que con la llegada del neoliberalismo al país, el Estado colombiano se había achiquitado. ¿Eso es cierto?

En sentido estricto, pues, el neoliberalismo se montó sobre la base de un discurso contra la intervención del Estado en la economía con la idea de promocionar un Estado mínimo; pero, en realidad hay que decirlo muy claramente: El alcance que ha tenido el proyecto neoliberal en buena medida, se explica por el hecho de que es un proyecto que es impulsado y que es promocionado desde el Estado mismo. Es un proyecto donde hay una clarísima intervención del Estado, solo que en forma muy definida a favor de los intereses del gran capital. Es decir, el neoliberalismo consiste en producir un alistamiento de toda la organización económica y social en función de los intereses del capital y para eso usa al Estado.

Ya desde el punto de vista cuantitativo, incluso, lo que hemos visto, a manera de ejemplo e ilustración, en el caso de los servidores públicos en Colombia, producto de los procesos de reforma durante los últimos 20 años, pudieron haber salido del Estado más de 400.000 servidores públicos. Pero, en la práctica, el gasto por concepto del personal del Estado, no bajó en la misma proporción por cuanto lo que hizo el neoliberalismo fue flexibilizar las condiciones de contratación del empleo público. Hoy sabemos muy bien que en el sector público existe una decena de miles por no decir centenares de miles de contratistas individuales que tienen que vender, pues, su fuerza de trabajo en condiciones laborales deplorables.

Finalmente, ¿Qué percepción tiene usted de la resistencia mundial, continental y local, se viene desarrollando contra este modelo neoliberal?

Hay resistencias muy importantes en este momento a nivel mundial, a escala planetaria. Particularmente hay que nombrar las que se están escenificando en el territorio europeo, de los trabajadores griegos, españoles, portugueses, italianos, más recientemente y en estos días los trabajadores franceses; sin duda, aumento muy importante.

En América Latina estamos viendo expresiones desiguales y diferenciadas, esas expresiones desiguales y diferenciadas de los movimientos de los trabajadores condujeron precisamente y de las masas populares condujeron, precisamente, a que tuviésemos gobiernos alternativos en la región; eso también tenemos que valorarlo en el sentido de un repunte del movimiento social y popular, pero al mismo tiempo hay que señalar que hay países en los que todavía por otras circunstancias las situaciones es relativamente desigual, diferenciada y no ha tenido, digamos, unos efectos en los mismos términos en los que ha ocurrido en otras partes.

Tal, es por ejemplo, el mismo caso colombiano, solo que el caso colombiano guarda una relación de especificidad, particularmente, si consideramos que en nuestro país, pues, hemos atravesado un conflicto social y armado, que entre otras cosas, también ha supuesto una guerra social contra las clases populares y dentro de ese concepto de guerra social, pues, hemos asistido prácticamente al exterminio de cuanto menos una generación importante de dirigentes sociales y populares y de estructuras organizativas de los trabajadores, que particularmente, pues, ocurrió eso, (sigue ocurriendo desde luego) pero sobre todo ocurrió en los años 80s y parte de los 90s, y eso conduce a una suerte de desestructuración del movimiento y a una situación en la que el movimiento, pues, no tiene la capacidad de movilización que de pronto se demandaría en un momento determinado.

Pero, reitero: En el último período vemos mucho movimiento, expresiones desiguales todavía que no alcanzan una cobertura nacional, pero hay que registrarlas como formas de resistencia contra todo este modelo económico.

Ibagué, octubre 27 de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: