Posteado por: nelsonlombana | diciembre 22, 2010

Saludo de Navidad y Año Nuevo al pueblo tolimense

Pocos días nos quedan para despedir el año 2010 y recibir en consecuencia el 2011. Es hora de balancear las diversas actividades que se desarrollaron en nuestro lacerado departamento y mirar con espíritu crítico la realidad concreta desde las más diversas perspectivas, mirando con esperanza y optimismo el año venidero, el cual debe estar pletórico de lucha y resistencia popular. Un análisis crítico que nos permita romper con el analfabetismo político, superar la fuerte presión alienante y enajenante de los medios de comunicación, las religiones, el pensum académico y demás aparatos ideológicos del establecimiento.

Pero, sobre todo, resistir con heroísmo el brutal terrorismo de Estado que el señor Uribe Vélez desarrolló sin piedad alguna bajo el eslogan de la mal llamada “seguridad democrática” y que el señor Juan Manuel Santos Calderón continúa con el sugestivo nombre de “seguridad ciudadana”.

Nunca antes como ahora la rancia oligarquía, de la cual es miembro directo el señor Santos, había metido a la patria exclusivamente en la dinámica de la guerra. Todo gira alrededor de esta, con la complicidad de medios de comunicaciones, muchos religiosos, políticos de derecha, seudo políticos de “izquierda” y la presencia directa y abusiva de militares de los Estados Unidos. Toda la parafernalia está montada para hacerle creer a los 44 millones de colombianos que la guerra es el único camino.

En este gobierno mercenario de los gringos la paz no tiene cabida. Nos ha impuesto una sola verdad: La militarización. En toda dirección que usted mire hay un militar. Lo encuentra en la televisión, lo escucha en radio, lo ve al lado del pesebre, en el programa de “sábado felices”, lo ve en las tragedias más absurdas y anunciadas reemplazando a la cruz roja y demás organismos de solidaridad, lo ve en la esquina, en la publicidad aberrante que los “Héroes sí existen”, los ve en los ancianatos, en los hospitales, en los afiches, mejor dicho: En todas partes. En verdad el gobierno Santos nos tiene “borrachos” “embriagados” de militarismo. La única que vez que no aparecen es cuando somos atracados o víctimas de sus compinches los paramilitares.

Los resultados desastrosos no se hacen esperar: Cuatro millones de compatriotas desplazados, más de tres mil ejecuciones extrajudiciales, (“Falsos positivos”), 38.255 colombianos desaparecidos en los tres últimos años, 4,293 violaciones a los derechos básicos de los sindicalizados, 41 sindicalistas asesinados en lo que va del presente año, penalización de la lucha social y popular, persecución criminal a la oposición al régimen capitalista, desempleo galopante, privatización de la salud y de la educación.

Pero, si esto no es suficiente para dimensionar la realidad dolorosa de nuestra patria, miremos otras cifras estadísticas: En las últimas dos décadas por causa de la larvada violencia se han despojado 6.65 millones de hectáreas que equivale al 12.9 por ciento de la tierra cultivable. Significa que 0.6 por ciento de los propietarios rurales posee el 51.1 por ciento de tierras cultivables, mientras que el 78.6 por ciento de los propietarios posee el 5.2 por ciento de la tierra. Es más: El 86 por ciento del campesinado se encuentra por debajo de la línea de la pobreza y de esos, el 92 por ciento se encuentra en la indigencia.

¿Qué sucede en la ciudad? La realidad es muy parecida: Miseria, desempleo, violencia, mentira, explotación, drogadicción, prostitución, alcoholismo, proliferación de sectas religiosas y satánicas, carestía, soledad, angustia, sobrevivencia, donde muchos niños mueren de física hambre, otros mitigan el hambre a punta de bóxer o buscan ansiosos en los basureros o puertas de los restaurantes las migajas. Quizá, usted aún no ha llegado a esos extremos pero la máquina bestial del neoliberalismo nos lleva hacia esos extremos si no reaccionamos y asumimos una posición consecuente y revolucionarios.

Muchos se creen millonarios porque tienen un carro, una finquita, una casa y una pequeña cuenta bancaria. Se creen más poderosos que el grupo Santodomingo o el grupo de Carlos Ardila Luley, creen que pueden hablar de tú a tú con ellos y defienden el sistema capitalista a capa y espada. Esos falsos riquitos son los que tiene en la mira el neoliberalismo para acabar, por cuanto qué le pueden quitar al hombre de la calle o al desposeído, nada distinto a su fuerza de trabajo para hacer más rico al rico y al pobre trabajador u obrero más infeliz y miserable. Es la dinámica del capitalismo, la plusvalía que descubriera el maestro del proletariado, Carlos Marx.

Los tolimenses no somos ajenos a esta cruda problemática. Vivimos en carne propia todas las contradicciones del capitalismo, sus consecuencias y sus repercusiones. Hay corrupción, hay politiquería, hay súper militarización, hay ejecuciones extrajudiciales, hay atropellos contra los campesinos, desapariciones, desplazamientos continuos, presencia de las transnacionales y desnacionalización en el marco del desarrollo del neoliberalismo.

Ahí, están las causas de la violencia, que los jóvenes no puedan estudiar, que se estén suicidando todos los días padres de familia, niñas y jóvenes sin amor, sin esperanza, sin solidaridad por parte del Estado, del gobierno departamental y municipal. Ahí está el origen de la insurgencia incluso, del paramilitarismo que por una dádiva asesina, vende y señala a su mismo hermano de clase. Con certeza Marx dijera que el capitalismo vino al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros desde los pies hasta la cabeza. Es cierto. No hay sistema económico más inhumano y criminal que el capitalismo. Sistema complejo que se desarrolla permanentemente en detrimento del proletariado, de la clase obrera. O sea, en la medida que la burguesía se hace más poderosa, el pueblo se hace más desgraciado. Tiene la artimaña para crear una realidad virtual y alimentar ésta en la conciencia del pueblo, sintiéndose incapaz y alienado repetir maquinalmente la ideología de su clase enemiga, la burguesía. Eso explica por qué pobres piensan como ricos y se sienten orgullosos defendiendo las cadenas de la opresión.

El reto de la izquierda

El reto de la izquierda tolimense como se puede ver es grande y complejo que amerita mucha conciencia social y de clase, mucho compromiso ético y revolucionario, mucha visión universal, mucha capacidad de asombro y mucha capacidad de lucha y resistencia. El primer escollo a vencer es la unidad, la acción, el compromiso colectivo y la organización.

Derrotar el individualismo, el sectarismo y el grupismo, abrazando con donaire la lucha popular, sindical y política con criterio. Es una tarea inaplazable el crecimiento del Polo Democrático Alternativo la unidad de éste, e incluso, la unidad más allá del Polo haciendo parte activa y propositiva en fenómenos sociales y políticos que se vienen dando al interior del pueblo como la marcha patriótica, el congreso de los pueblos, la minga indígena, etc.

Los comunistas no podemos dar pausa en nuestras concepciones marxistas – leninistas, bolivarianas y martianas, debemos profundizar en los campos teóricos – prácticos haciendo coincidir cada día más lo que se dice con lo que se hace. La defensa del partido comunista colombiano regional Tolima con el conocimiento claro de su programa, sus estatutos y línea política, debe robustecer nuestro quehacer permanentemente. El proyecto estratégico de la toma del poder y la construcción del socialismo pasando por la democracia, solo es posible contribuir a sembrar los cimientos como se viene haciendo desde 1930, en la medida que aumentemos la conciencia de clase y el respeto diáfano y férreo de los principios leninistas de organización. Éstos no pueden ser una imposición, sino una necesidad histórica y dialéctica que nos permite con lucidez forjar la utopía.

El partido y la juventud comunista, JUCO, debe marchar unido sin titubeos de ninguna naturaleza, forjando la unidad fundamentalmente en el trabajo colectivo, en la discusión colectiva y en la crítica y autocrítica colectiva. Porque la JUCO es el partido comunista joven que se va aquilatando tomando lo mejor de la experiencia de los mayores y concatenándola a lo mejor de su mundo joven con destino a la lucha revolucionaria. La teoría es importante, la práctica también, pero lo ideal es la teoría –práctica permanente y dialéctica.

Tenemos el reto en el 2011 de enfrentar el militarismo, el paramilitarismo, el terrorismo de Estado, la transnacionalización y la desnacionalización del Estado, los megaproyectos que como sabemos no son para los pobres sino para desarrollar aún más el capitalismo, la burguesía, luchar contra la corrupción en la clase dirigente tradicional, desenmascararlos y luchar contra el analfabetismo político que hace que el pueblo no participe, sea resignado y apoye en elecciones a sus propios verdugos, dejándose fácilmente comprar por una comida, un saludo efusivo o una falsa promesa.

Hay que hacer un esfuerzo grande por la defensa de los derechos humanos, hacer presencia en los 47 municipios para exigir del Estado respeto por los derechos humanos en el marco del derecho internacional humanitario, DIH. Propugnar por la salida política e intercambio humanitario, preparar con alma, vida y sombrero el encuentro departamental obrero – campesino e indígena, ayudar a la preparación del paro cívico nacional, estar pendientes de las movilizaciones y participar activamente del debate electoral apoyando candidatos que hablen de paz, de vida, tengan programas claros y creíbles, que sean honestos y consecuentes con el pueblo del cual se valen para llegar a las corporaciones públicas.

Será una tarea ineludible, especialmente de los comunistas, la difusión de los medios alternativos de comunicación, especialmente el semanario VOZ La Verdad del Pueblo, la página Web: http://www.pacocol.org, Blogspot pcc ibague, blog Nelson Lombana Silva, la hoja volante La Verdad, revista taller, etc. Hay que duplicar la difusión en relación con el 2010 como mínimo, lo mismo que hacer que estos medios lleguen a los diversos municipios del departamento. La tarea y el compromiso de todos y todas.

Estimular la presencia de la mujer y de la juventud en la lucha, mediante un trabajo pedagógico y organizado, lleno de compromiso revolucionario. Mantener la mejor comunicación con los sindicatos y sindicalistas, sobre todos aquellos consecuentes con su clase social y sus intereses. Mantener comunicación activa y de doble vía con los miembros de las juntas de acción comunal, las organizaciones populares, hacer parte de los mercados campesinos y participar activamente de los procesos sociales y económicos que tengan ocurrencia en nuestro departamento.

Que esos nobles propósitos se hagan realidad en el 2011 son nuestros deseos, lo mismo que brille la luz de la justicia social y la esperanza en esta navidad. Honor y gloria a los mártires que han dado la vida por la revolución, por el cambio radical y de fondo que necesita Colombia, por los presos políticos, por los inocentes que se encuentran privados de la libertad, por los lisiados, los enfermos, los huérfanos, los moribundos, los infelices. Que brille para todos la estrella de la esperanza.

Ibagué, diciembre 22 de 2010

Partido comunista colombiano regional Tolima, miembro del Polo Democrático Alternativo

Nelson Lombana Silva

Secretario general regional Tolima, secretario general del Polo Democrático Alternativo regional Tolima y miembro del comité central partido comunista colombiano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: