Posteado por: nelsonlombana | febrero 10, 2011

“Seguiremos la obra inconclusa del compañero Federico Loaiza Soacha”

 

Henry Loaiza, hijo de Federico Loaiza Soacha, Habla en el funeral (foto nelosi)

Por Nelson Lombana Silva

Murió el camarada Federico Loaiza Soacha, figura cimera del partido comunista en Coyaima, Tolima, a la edad de ochenta años. Su deceso se produjo en Bogotá el domingo seis de febrero a las 12:30 meridiano y sus exequias se realizaron en su pueblo natal, Coyaima, el martes ocho de febrero a las dos de la tarde. Su vida fue toda una lucha revolucionaria. Comunista integral, murió predicando la unidad del Polo Democrático Alternativo y las tesis diáfanas del socialismo. Jamás vaciló o claudicó ante la arremetida desalmada del régimen capitalista a través del binomio militar – paramilitar.

Al lado de otros comunistas insignes de la talla de José Benigno Capera, Benancio Loaiza, Marceliano Otavo, Federico se prodigó a fondo en la tarea de recuperación de tierras para los indígenas y campesinos en el sur del Tolima. Lo hizo con tenacidad y decisión política sobreponiéndose al terrorismo del Estado. 

Fue concejal en Coyaima por 27 años en representación del partido comunista y después la unión patriótica, UP, manteniendo una conducta digna, erguida y frentera. Jamás negoció los principios ideológicos y políticos que defendió con ardor y profundidad. También fue diputado durante ocho días. Fruto de esa lucha social tenaz fue desplazado el 23 de enero de 2003, junto a toda su familia, los primos del militarismo, el paramilitarismo, lo buscaba para asesinarlo.

Tuvo un tiempo por fuera de la municipalidad, regresando no para esconderse, no para renunciar a su ideología. Todo lo contrario, para continuar la resistencia. Su talento lo puso al servicio de la unidad y la organización indígena, su trabajo persistente primero en la fundación del Consejo Regional Indígena del Tolima, CRIT, y luego, en la Asociación de Cabildos Indígenas del Tolima, ACIT, brilla sin mancha en el amplio firmamento del departamento del Tolima. Duras batallas libró por la vivienda popular de la mano de la central CENAPROV organización que orienta los comunistas y que a través de la historia le ha permitido a muchos compañeros y compañeras tener vivienda en el ámbito nacional.

Con sus ojos aguados por la melancolía, pero con su firmeza ideológica, su hijo Henry intervino primero en el concejo municipal donde fue llevado el cuerpo inerte del camarada Federico durante algunas horas y después en el cementerio, ratificando con creces el legado de su padre y su firme convicción de continuar la obra inconclusa con dignidad y decisión. “Que a cada uno de nosotros no se nos olvide la izquierda, que siempre lo hizo ver grande hasta el final a mi padre. Como hijo, donde esté, con sus enseñanzas, su ideología y política, la seguiremos llevando también hasta el final”.

Federico Loaiza murió de pie convencido del proyecto político de la izquierda colombiana personificada en el partido comunista y el Polo Democrático Alternativo. Dice el compañero Henry, sobre el particular: “La semana pasada tenía en su mente seguir liderando la política de izquierda en nuestro municipio, pero, desafortunadamente mi dios se lo llevó. Pero hoy, dentro de la mente de muchos coyaimunos y dentro de la mente de algunas familias, seguiremos compartiendo su ideología, su carrera política, su trayectoria, su enseñanza, como la que nos dio a cada uno de sus hijos”.

Añade: “Dentro de su trayectoria política tuvo muchas metas, quiso ser alcalde de Coyaima. Lo intentó varias veces pero no se pudo. Incluso, al final de sus días lo quería intentar de nuevo o ser concejal. Hasta cuando estaba agonizando decía: “Hay que volver a mover las filas de la izquierda en Coyaima”. Por eso digo compañeros: No hay que echar ni un paso para atrás porque la historia nuestra, la izquierda de nuestro país, ha sido una de las más atacadas, pero también una de las más firmes en Colombia. Tuvimos seis concejales en Coyaima y tres y cuatro veces la oportunidad de tener alcalde comunista pero las mafias no dejaron. Nuestros compañeros que han dado la vida por ser de izquierda nos han dado un gran ejemplo, y ese gran ejemplo lo seguiremos teniendo hasta la muerte”.

El veterano comunista Estanislao Sogamoso Aroca, con sus ojos humedecidos recuerda la regia personalidad del compañero Federico: “Lo recuerdo como organizador de campesinos e indígenas en las diversas veredas del municipio, lo recuerdo teniendo yo diez años y soy de 1936. Lo conocí luchando por la política de los comunistas, la misma con la cual muere. Yo lo acompañé toda su vida en la lucha. Siento su muerte como todo un compañero…las reuniones eran de día y de noche por la represión. Sí, yo conocí a Federico luchando, reclamando tierra para las comunidades. Era honrado y servicial, nadie puede acusarlo de algo malo”.

La también veterana dirigente indígena, otrora comunista, Rosalía Poloche Tique, lo recuerda como un “Líder político y concejal, Federico era un indígena trabajador del campo, aserraba madera, transportaba y la comercializaba. Fue un hombre ejemplar y fiel con el comunismo, aún enfermo estuvo dispuesto a la lucha. Hace 15 días lo vi bien. Lo distingo hace más de treinta años. Se fue pero nos dejó ideas muy buenas, ellas no se acaban”.

José Delio Poloche, expresa sin rodeos: “De esos compañeros, ¡Pocos! Yo entré a los 16 años al partido comunista y pienso que la única que me hará cambiar será la muerte. Así lo hizo el compañero Federico. Fue aguerrido en los pleitos por la tierra. Se enfrentaba a los liberales en el concejo y le echaban hasta la madre. Fue consecuente. Ayudó a la construcción de la casa de la ACIT. Fue músico, tocaba guitarra. Le tocaba dormir en el monte”.

Muchos testimonios sobre la vida y obra revolucionaria del camarada Federico Loaiza Soacha, que fue despedido con música de cuerda y muchas manifestaciones de solidaridad y reconocimiento a su dedicación y obra que sus hijos se han comprometido a seguir. Hizo presencia el presidente regional de la central unitaria de trabajadores, CUT, Héctor González y la miembra del comité central del partido comunista, Lucy Astrid Arciniegas, lo mismo que el presidente del triángulo del Tolima, Orlando Pamo Chaguala. En el cementerio intervino el secretario general regional del partido y del Polo Democrático Alternativo, destacando la personalidad de Federico y la necesidad de continuar en la lucha.

¡Viva la obra del camarada Federico Loaiza Soacha! ¡Paz en su tumba!

Ibagué, febrero 9 de 2011

En la foto Henry Loaiza, hijo de Federico Loaiza Soacha, Habla en el funeral (foto nelosi)

Prensa PCC/NL

Anuncios

Responses

  1. mi abuelo el mejor de todos…….un gran seguidor de la politica….un gran ejemplo para hijos.nietos…..etc..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: