Posteado por: nelsonlombana | octubre 19, 2011

¡Un camarada de verdad! “Seré revolucionario hasta la muerte”: Samuel Villamil

“Seré revolucionario hasta la muerte”: Samuel Villamil - Colombia - (Foto nelosi)

Por Nelson Lombana Silva.- PacoCol

Ahora que el neoliberalismo y la dictadura fría del mercado han logrado permear la moral revolucionaria de algunos camaradas, qué suerte encontrar a la vera de la carretera Cruce de Palobayo – Anzoátegui, en algún recodo de la vía, al eximio camarada Samuel Villamil. Un hijo del municipio de Santa Isabel, Tolima, que desde los ocho años comenzó a conocer mundo y a padecer las inclemencias del régimen capitalista. Fugado de la casa de sus progenitores fue a parar su carrera al hogar comprendido entre Abel Aponte y Margarita Caro, encontrando refugio, amor y mucho trabajo.

Mientras recuerda su lucha contra el capitalismo, sus lágrimas resbalan por sus cansadas mejillas. “No puedo ocultar mi emoción de estar al lado de un camarada que sigue luchando por el socialismo”, me dice ahogándose sus palabras en la cenagosa emoción.

Analfabeto: “No conozco estudio”, dice. Sin hacer apología al analfabetismo, salta a la vista la audacia para un campesino asimilar la teoría revolucionaria. Por supuesto, más práctica que teórica, que es lo que se jactan algunos revolucionarios de cuello almidonado de saber mucha teoría pero poco práctica.

“He estudiado en el monte y mi principal educador fue  José Narváez. ¿Sí lo conoce?”, me pregunta acucioso. “¿Ha oído hablar de su nombre”, insiste. “No, no sé quién era el camarada José Narváez”, le contesto con cierto enfado. “Usted es un comunista medio”, me dice mirándome con cierta frustración. Yo rehúyo su mirada incisiva y trato de ocultar mi desconocimiento con una carcajada estridente.

Contra pregunto: “¿Quién era José Narváez?” Responde sin vacilar: “Era argentino. Lo mataron en Bolivia. José Narváez fue un tipo que comenzó la lucha en argentina y la terminó en Bolivia, pero estuvo en Colombia y fue durante algún tiempo nuestro conductor. Lo apodaron en América Latina y en la argentina el Che Guevara”.

Pienso que aquello es un disparate del camarada nacido en 1.925, pero recuerdo que diez años antes tuvo la oportunidad de entrevistarlo en el municipio de Venadillo, Tolima, y allí sostuvo la misma tesis. Es como una obsesión, pienso en silencio. “Insiste usted que el comandante Che Guevara estuvo en Colombia, y efectivamente estuvo por los lados del Amazonas, si no estoy mal”. Me contesta con la máxima certeza: “El Che sí estuvo en Colombia”.

“¿Cómo se encuentra usted con el partido Comunista?”, interrogo. Me contesta sin ambages: “En la lucha armada”. “Por aquí andaba José Narváez, así como anda usted en busca de irradiar conocimiento, como lo hacía yo que siempre he tenido un pensamiento clasista. Por intermedio de Pedro Ignacio Villamarín y Cruz Rivera, me recomendaron y yo obedecí las ordenes de Pedro Ignacio Villamarín”.

Recuerda el camarada Samuel Villamil: “Por estos lados subió un señor vendiendo unos muñequitos y cositas engañando a la gente, diciendo que era Comunista. Mi papá hizo parte del comité de los Bolcheviques de El Líbano, junto con un Ospina de Venadillo. Mi papá señor se llamó Isaías, fue luchador siguiendo el pensamiento de Bolívar. Vengo de una familia guerrera toda la vida”, señala partiéndosele la voz y suspirando profundo para posteriormente dejar caer lágrimas.

“Yo conozco el Tolima desde el mismo Manizales hasta el corregimiento de El Limón en Chaparral. Me asesoraba mucho a mí Raúl Balbuena. Recuerdo al compañero Raúl Rojas, chunquito de una patica de un tiro que le pegaron los militares por luchar. No sabía de la muerte de la camarada María Oliva Campos que era su esposa, era un dirigente de verdad que vendía bastante el periódico VOZ La verdad del pueblo que ese tiempo tenía otro nombre”, dice.

“Yo era muy dedicado a la revolución, comencé haciendo frentes democráticos con diez o cinco personas y las educaba políticamente, con varios formé una conferencia en la zona y con ellas monté un sindicato, más tarde, organicé el sindicato de Vallecitos. Debo decir que seré revolucionario hasta la muerte…yo no lloro de cobarde, lloro de rabia que toda la vida luchando y nada de ver un resultado positivo”.

“Yo lo único que espero es el ataúd de cuatro tablas”, dice el camarada Samuel Villamil. Lo interrumpo para decir: “Pero, ha dejado un legado para las presentes y futuras generaciones, quienes tendrán la misión de coger ese legado y seguir adelante en la pelea. Su aporte, su lealtad, su firmeza es muy importante, Camarada”.

“Sí, yo lo sé, así como lo hizo mi papá señor. Allá, debe estar en los territorios de Vásquez, donde pudo quedar mi papá señor que se llamaba Isaías Villamil. Él murió peleando. Mi esposa se llama Margarita Basto. Tenemos 50 años de estar juntos. Yo no me casé. Tengo nueve hijos vivos: ocho mujeres, un hombre”.

“Muchas gracias Camarada Samuel Villamil”. “Usted vino a hacerme llorar”.

Durante la entrevista permaneció sentado con una vigorosidad increíble. Margarita sale y nos mira con cierta indiferencia. La saludo efusivo. Ella dice que el compañero Samuel estuvo muy grave y que los camaradas lo tienen abandonado. “Nadie llega por acá”, dice un tanto desanimada. Agrega: “Antes lo visitaban mucho, ahora no”.

Esta afirmación dolorosa parece un latigazo, pero es la verdad. En esos momentos pienso en los camaradas olvidados que hay en el Tolima, en Colombia y en el mundo, por el simple “pecado” de ser viejos y estar enfermos. Es más, pienso en esos “aguerridos veteranos” que tratan de aportar aún más al proceso y son vistos con malos ojos por quienes gozan de rebosante juventud. ¡Qué ironía! ¡Qué burla! ¡Qué injusticia! ¡Qué miopía!

Ibagué, octubre 15 de 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: