Posteado por: nelsonlombana | diciembre 1, 2011

“El despojo del territorio es la amenaza más grande que tienen las comunidades indígenas”: Henry Negedeca

Henry Negedeca - Colombia - Henry Negedeca, interviene foto nelosi

Nelson Lombana Silva .-PaCoCol

En el marco de la culminación de la campaña nacional e internacional por el derecho a defender los derechos humanos en Colombia, campaña que tuvo una duración de dos años y que se está clausurando del 28 de noviembre al 2 de diciembre, se reunió la seccional Tolima, Huila y Caquetá, en la ciudad de Ibagué los días 29 y 30 de noviembre. Al evento asistió Henry Negedeca, indígena de la comunidad ubicada en el municipio de Solano, departamento de Caquetá, quien hizo una dramática narración de los hechos que se vienen sucediendo en esta zona del país y que atenta contra los territorios, la cultura, el medio ambiente, la soberanía nacional y la vida de los indígenas y los campesinos de la vasta zona.
 
Según el dirigente indígena nuevamente serán desplazados, ahora por las multinacionales y transnacionales con el aval del gobierno nacional de la mal llamada “unidad nacional” que lidera el presidente Juan Manuel Santos Calderón. “El despojo del territorio es la amenaza más grande que se tiene”, denunció el líder indígena.
 
Con todas las garantías del presidente Santos y la cúpula militar, estas monstruosas multinacionales y transnacionales, rápidamente vienen tomando posesión con múltiples artilugios demagógicos como los denominados “bonos ambientales” que generan graves consecuencias entre las comunidades y avizoran un futuro incierto para las comunidades indígenas y campesinas. “En un futuro no mayor a cinco años, dijo, estos territorios serán totalmente despojados”.
 
Una forma imperial de estos entes del capitalismo y del imperialismo norteamericano, principalmente, es sembrando terror en la zona, nuevamente con la publicidad y apoyo del Estado y que se conoce como “Terrorismo de Estado”. Según el dirigente indígena Henry Negedeca, “La mayoría de los líderes comunales han sido amenazados”.
 
Señala también que se ha presentado muchos “falsos positivos”, constantemente la fumigación de los cultivos lícitos e ilícitos, lo mismo que la presión militarista, tomando posesión de escuelas, centros de salud, viviendas, señalamiento a los defensores de derechos humanos, sindicales, populares y políticos de tener nexos con la insurgencia, etc violando las normas del Derecho Internacional Humanitario, DIH.
 
El semanario VOZ La verdad del pueblo y la página web: www.pacocol.org  dialogaron en exclusiva con el dirigente indígena. Aquí la entrevista:
 
 
1.      Compañero indígena del departamento de Caquetá, Henry Negedeca, ¿Cuál es la realidad actual de su comunidad?
 
En materia de derechos, las comunidades indígenas del departamento de Caquetá, municipio de Solano, hoy están atravesando cierto riesgo de violación de sus derechos, teniendo en cuenta que los territorios indígenas, según la constitución nacional, son reconocidos como territorios de derecho colectivo, propiedad privada de los pueblos indígenas, elevados como entidades territoriales.
 
La presencia de las multinacionales y transnacionales con el avaro interés de explotar los recursos naturales como los metales preciosos y el petróleo, vienen usurpando estos territorios y despojando paulatinamente a los indígenas, mediante acciones concretas como la sísmica que viene haciendo la compañía “Pacífico de Rubiales” para la investigación en esos territorios de petróleo.
 
Esto es una gran amenaza para estos pueblos indígenas de este municipio. Sería uno de los retos grandes que tienen las comunidades indígenas y las organizaciones indígenas de este sector, pese a los supuestos procesos de consulta previa que se inició con esta compañía y con el acompañamiento del ministerio del interior.
 
Otra de la problemática que se tiene y que se avecina es la ampliación de los parques nacionales, en este caso el parque nacional de Chiriviquete, que está dentro del municipio de Solano y está prácticamente limitado con los resguardos indígenas. La propuesta del parque nacional es la ampliación y se está estableciendo unos acuerdos previos con parques nacionales para que esto no se vaya a dar, porque estos territorios son principalmente ancestrales y habitados por los pueblos indígenas.
 
A eso se le agrega también el proceso de consultoría que se realizó la semana pasada en la ciudad de Florencia con respecto al negocio de la captura de los bonos ambientales del programa RED, que establece la ley 99 para acceder al beneficio de los bonos ambientales.
 
 En el fondo esto genera más conflicto al interior de los territorios indígenas, se puede ver que este es un espacio en que los pueblos indígenas van a perder el derecho a la autonomía territorial porque serían las compañías internacionales que serían dueñas de estos terrenos. La compañía “Sis Progres” con sede en Cali, ha lanzado una propuesta al gobierno nacional sobre un decreto que reglamente cómo va a ser el sistema de contratación y cómo van a ser los beneficios que se van a adquirir para este evento.
 
Todo ese conjunto de las políticas de Estado, se están constituyendo en los conflictos más gravísimos de nuestra sociedad, no solamente dentro de los pueblos indígenas sin también dentro del campesinado, porque esto va a generar el ingreso de las fuerzas militares, el ingreso de los alzados en armas, donde los puntos fijos y hostigada va a ser la población civil, y más la población indígena que ha sufrido unos impactos gravísimos dentro del departamento de Caquetá.
 
2.      ¿Qué son los bonos ambientales? 
Los bonos ambientales están enfocados a la conservación. Es el negocio grande hoy que se tiene a nivel mundial es la venta del agua. Mañana va a ser el oxígeno. El tema de conservación es como un lavado cerebral que le están haciendo a las comunidades indígenas al decir que por conservar sus territorios, sus aguas, no tumbar la selva, van a poder acceder a unos recursos específicos que serían generados por organizaciones no gubernamentales de Europa, prácticamente.
 
Tengo entendido que hasta estos momentos del debate del gobierno nacional, el ministerio del medio ambiente, no ha dicho cómo va a ser, no hay decretos, no hay reglamentaciones, pero son las ONGs que tienen ese interés y están empezando a manipular a los diferentes sectores con esa visión economicista, prácticamente.
 
3.      ¿Sienten las comunidades indígenas que van a ser desplazadas nuevamente y ahora por cuenta de las multinacionales y transnacionales? 
Como se vienen dando las cosas sí, se viene dando las desterritorialización, el despojo del territorio es la amenaza más grande que se tiene. Además, el desconocimiento real de la población indígena frente a estos temas, por la posesión del conocimiento de las comunidades indígenas frente a estos temas es mínimo. O sea, que es prácticamente débil para poder aguantar la resistencia a estos temas de las multinacionales, atendiendo a dos cosas, principalmente: el gobierno nacional plantea una economía social, pero que no es cierto, porque las poblaciones tienen cada vez más pobreza y el problema económico es una necesidad de esa región, y esa es la amenaza más grande. Pienso yo que si se llega a aceptar es prácticamente la pérdida de sus territorios y el despojo total de los territorios indígenas, la pérdida de su cultura, su lengua. En fin, toda su afinidad cultural.
 
4.      La tierra para los indígenas es fundamental. ¿Se van a quedar sin  ésta? 
 
En estos momentos, no me comprometería en decirlo porque no lo estoy viendo, pero como han avanzado en este último año, han avanzado los procesos de investigación frente a los intereses económicos que tienen estas regiones, es posible que en un futuro no mayor a cinco años estos territorios serán totalmente despojados.
 
5.      ¿Cuál es la realidad concreta de los derechos humanos de los indígenas y de los campesinos en el municipio de Solano y en el Caquetá? 
Primero quisiera rechazar públicamente lo que sucedió con los militares que fueron asesinados en nuestro territorio, en nuestro municipio de Solano; Solano ha sido una región de paz, de tranquilidad. No niego las acciones militares, la presencia del narcotráfico, de la subversión; muchos dirigentes indígenas han sido desplazados, muchos presidentes campesinos han sido desplazados, despojados de su territorio, la mayoría de los líderes comunales han sido amenazados.
 
 La “seguridad democrática” que llama el gobierno nacional ha creado la incertidumbre de la inseguridad para la misma población, porque ahí vienen a ser las víctimas; víctimas venimos a ser las comunidades indígenas y campesinas y con el suceso que pasó el sábado pasado, es ya muestra de que muchas de estas poblaciones indígenas, creo que ya son objeto de persecución militar y de investigación, quiero juzgar lo que sucedió en Araracuara en el mes de agosto, donde hubo un enfrentamiento guerrillero a la base militar de Araracuara y el gobierno nacional lo que dijo fue que los resguardos indígenas son territorios de refugio de la subversión y de que los indígenas somos los encubridores de estos insurgentes, cuando eso no es verdad, nosotros no formamos parte de lo que ellos llaman la guerra en Colombia, porque es una guerra de poder, nosotros hacemos la resistencia y somos los únicos resistentes, viviendo y conviviendo en los mismos territorios, pese a las grandes amenazas que hoy existe por las políticas de Estado.
 
6.      ¿Se ha presentado en su territorio lo que se ha solido llamar “falsos positivos”? 
 
Han existido varios. En este evento con la misión internacional, como un ejemplo de muchas cosas que hemos denunciado públicamente, el suceso que sucedió en una comunidad indígena el año pasado, donde el ejército le hizo requisa a unos indígenas en unos botes y los militares le metieron armamento y capturaron al compañero indígena diciendo que ese armamento lo estaban transportando para la guerrilla, cuando fueron ellos mismos que lo colocaron.
 
Eso es muestra de todo lo que se ha hecho; una sola y no quiero juzgar porque entre el movimiento indígena y el gobierno nacional hemos estado en esos tipos de enfrentamiento por el reconocimiento y la defensa de los derechos humanos de los pueblos indígenas.
 
7.      ¿Cómo analiza usted y su comunidad la política que viene desarrollando el gobierno de Juan Manuel Santos Calderón? 
Nosotros la vemos con mucha preocupación porque es el seguimiento de lo que llamó Uribe la “seguridad democrática”, que es crear y fortalecer el sistema del conflicto armado y poner en peligro a la población civil, que es la más perjudicada. Es el mismo seguimiento donde la guerra que existe en Colombia ha sido el negocio principal y ha sido donde la inversión no ha sido importante, no se le ha inyectado recursos y, han descuidado realmente lo que debe ser la protección del derecho de la educación, la salud. Eso está totalmente abandonado y esta guerra es, prácticamente, un caos para toda la población y me parece, para todo el territorio nacional.
 
8.     Finalmente, ¿Cómo hacer posible su propuesta de unidad para hacer resistencia con éxito al régimen y al gobierno nacional? 
Yo pienso que hoy debemos aunar esfuerzos de los pueblos indígenas y campesinos, lo que yo llamo la unidad de los pueblos, la unidad de los pueblos debe estar enfocado a que manejemos un solo lenguaje. Nosotros, entre los indígenas manejamos un término filosófico que es la protección de la maloca y la vida, que es nuestro mismo territorio, donde todos podamos convivir; la paz no se mendiga, se negocia en pie de igualdad, se vive demostrando la tranquilidad.
 
En la medida que hagamos ese tejido social, vamos a crear la confianza entre las partes porque ambos estamos sufriendo, es una enfermedad gravísima que tiene el país, y esa enfermedad nos está afectando. En la medida que hagamos tejido social, vamos a manejar un solo lenguaje y podemos demostrarle a la oligarquía colombiana nacional, a los que se creen dueños del país, que nosotros tenemos unos valores, que tenemos unos derechos y que como colombianos tenemos los mismos sentimientos y tenemos las mismas necesidades que tienen ellos.
 
Nosotros también necesitamos y nosotros también necesitamos vivir tranquilos y eso lo vamos a lograr en la medida que demostremos que estamos unidos los afectados. Estos espacios, que hoy nos reúne a Huila, Tolima y Caquetá, debe ser una apuesta, una puerta hacia esa unidad, ese espacio de confianza para poder demostrarle en todo término y en todos los niveles de que nos estamos uniendo para afrontar y luchar por la vida, las reivindicaciones y el reconocimiento del derecho de los pueblos.
 
Ibagué, noviembre 30 de 2.011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: