Posteado por: nelsonlombana | diciembre 9, 2011

Navidad: Creación humana venida a menos por el capitalismo

Por Nelson Lombana Silva.- PaCoCol

Mira el prado ensopado de lluvia con aire absorto a través de la pequeña ventana metálica y sin pensarlo recuerda las navidades cuando era feliz e indocumentado, como dice Gabriel García Márquez. “No hay ni punto de comparación”, señala apretando sus huesudas manos al bastón que le permite caminar por la pequeña casa. “Todo era felicidad, todo era unidad y familiaridad; ahora todo es soledad, individualidad y sociedad de consumo”, agrega al detenerse en el antejardín para mirar caer gotas de una tempestad propia de octubre en otros tiempos.
 
Es cierto. No hay punto de comparación. A pesar del frío glacial, las comunidades del municipio de Anzoátegui, Tolima, celebraban la navidad y año nuevo con mucho calor humano. Sobraba la comida típica: Natilla, buñuelo, sancocho de gallina, lechona, incluso, pavo relleno. Sobraba la bebida: Aguardiente de contrabando, cerveza, ron, brandy e incluso, Whisky. Pero sobre todo, sobraban la alegría, la fraternidad, la solidaridad y el humanismo. El Niño Dios llegaba a todos los hogares, sin privilegios de ninguna naturaleza.
 
Ahora, siglo XXI, no llega a todos los hogares. Tampoco la felicidad es de todos y todas. Para unos son tristeza, melancolía y para unos pocos, oportunidad de ampliar sus negocios y por ende el poder económico. Es decir, no hay espacio para descansar y disfrutar, cada quien trata de pasar la fiesta a su manera. La dictadura capitalista nos ha convertido en robots, como bien lo señalaron los fundadores del comunismo científico, Carlos Marx y Federico Engels, cuando escribieron en 1847: “La burguesía ha desgarrado el velo de emocionante sentimentalismo que encubría las relaciones familiares, y las redujo a simples relaciones de dinero”. [i]
 
El término “Navidad”, viene del vocablo latín: “Nativitas” que significa: “Nacimiento”. No tiene nada de sobrenatural, en cambio, si tiene mucho de mercantilización. Por ejemplo, la tarjeta de navidad fue invento del Sir Henry Cole en 1.843. La tradición de poner a Belén en el mundo se remonta al año de 1.223, cuando en una navidad de la villa italiana llamada Greccio, Francisco de Asís se reúne con la comunidad y celebra la misa a la media noche. Por ese gesto, el papa Juan Pablo II, en 1986, proclama a Francisco de Asís patrón universal del Belencismo.
 
El árbol de navidad aparece en el siglo XVII en Alemania. En 1.605, casi por ocurrencia un árbol fue adornado con el fin de ambientar el frío  de la navidad. Este llega a Inglaterra  en 1.829 y el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, ordena adornar el castillo de Windsor con el árbol navideño en 1.841.
 
La figura de papá Noel es obra del sacerdote cristiano de nombre Nicolás hecho obispo, hacia el siglo II, quien había abandonado Italia con destino a Asia, arribando a la población de Mira. Murió un 6 de diciembre. Fue proclamado santo e inspirador de este personaje. La figura de Santa Claus, con la estética que actualmente conocemos, es obra de estadounidense y pertenece al siglo XX. Se basó en la leyenda de San Nicolás y la fecha de recordación es propiamente el 6 de diciembre. Además, Santa Claus es la contracción de “Sanctus Nicolaus”, y se refiere a San Nicolás de Bari, quien fuera obispo de Mira en el siglo IV, personaje que se le adjudica una inmensa bondad y protector sobre todo de los niños. Es decir, un ser humano de carne y hueso.
 
Finalmente, la historieta señala que los restos de los reyes magos, (¿Brujos?) estuvieron durante 300 años en Constantinopla, en lo que otrora era Bizancio y actualmente, Estambul, Turquía. De allí, fueron trasladados a la ciudad de Milán, Italia, en 1.162, en que el emperador Barbarroja saqueó esta ciudad y entregó los restos al arzobispo Reinaldo  de Dassel, quien decidió el traslado a la ciudad de Colonia, Alemania. Esos huesos descansan en un cobre de oro y plata que pesa 35 kilogramos. Éste se halla en una capilla construida por órdenes del emperador Carlos Magno.
 
El 25 de diciembre de 1.492, se comenzó a celebrar la Navidad al estilo europeo en América con Cristóbal Colón y su patota. Se dice que el villancico más antiguo es “Noche de paz”, el cual ha sido traducido a más de 330 idiomas.
 
Con todo y todo, a todos y todas, desde ahora una feliz navidad y un próspero y revolucionario año de 2.012. Año de la vida y de la victoria del pueblo organizado y unido.

[i] MARX, Carlos y ENGELS, Federico. Textos escogidos. Biblioteca marxista. Ocean Sur. Una editorial latinoamericana. El manifiesto Comunista. Página consultada 68.
 
Ibagué, diciembre 7 de 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: