Posteado por: nelsonlombana | febrero 6, 2012

“Creo en la vía pacífica, no en la solución militar”: Jaime Leguizamón Caycedo

“Creo en la vía pacífica, no en la solución militar”: Jaime Leguizamón Caycedo - Colombia - foto nelosi

Por Nelson Lombana Silva .- PaCoCol

A pesar de arreciar la parafernalia guerrerista el gobierno nacional y los medios de comunicación insistir sistemáticamente en la salida militar como única posibilidad al conflicto social y armado que padece Colombia, no todo el mundo come cuento y con espíritu crítico y analítico concibe la necesidad de resolver el larvado conflicto que ya supera los 50 años, mediante negociación y diálogo civilizado.

Uno de ellos, precisamente, es el doctor Jaime Leguizamón Caycedo, ex magistrado del Tribunal Superior de Ibagué, ex presidente de la Cruz Roja del Tolima y personalidad democrática. Señala sin ambages que la solución es política y no militar. “Creo en la vía pacífica, no en la solución militar”, dijo el doctor Leguizamón Caycedo al semanario VOZ La verdad del pueblo y a la página web: http://www.pacocol.org:

1.      Doctor Leguizamón Caycedo: El país se debate entre la guerra y la paz. ¿Cuál es su opinión?

Bueno, que la paz, en primer término, es un derecho y en segundo término, es un deber del Estado Colombiano o del gobierno de turno. La otra cosa que hay que decir: Cuando hay un conflicto interno es que en ese conflicto hay dos partes, una parte formada por el Estado Colombiano, representado por el gobierno de turno y la otra parte representada por el movimiento insurgente.

Eso significa, ni más ni menos, que cada uno de ellos tiene sus intereses, sus posiciones, sus anhelos, sus inquietudes, sus esperanzas y sus políticas, en términos generales. Es decir, política de la insurgencia y política del Estado.

En este sentido hay que tener siempre en cuenta esa situación. Nosotros, por decir algo, cuando estuvimos en la Cruz Roja Nacional y frente a un conflicto suscitado entre Argentina e Inglaterra, utilizábamos dos términos para mostrar nuestra neutralidad referente a las islas en disputa. O sea, decíamos las islas Malvinas o las islas en inglés para expresar absoluta neutralidad.

En el caso colombiano, actuamos de la misma manera. Son dos partes y hay que tenderles puentes para que puedan llegar a una negociación provechosa para que el pueblo colombiano pueda gozar del derecho a la paz.

2.     Hay dos expresiones bien claras entorno a la realidad colombiana: Unos que luchan por la salida política al conflicto y otros, caso gobierno nacional, por la salida militar. ¿Qué opina usted sobre el particular?

Creo en la vía pacífica, no en la solución militar. Entiendo que el Estado, obviamente, cuenta con herramientas y tiene el deber de defenderse, procurar sostener la estabilidad del Estado Colombiano. Pero también entiendo que cuando hay un conflicto, hay que buscar los menos para obtener la paz, que fue lo que hizo el presidente Andrés Pastrana Arango, que alcanzó unos acuerdos con su oponente, a pesar de las dificultades que hubo y que podría servir ahora para llegar a un acuerdo de paz.

3.     El ex presidente Uribe negó el conflicto interno y el presidente Santos lo reconoce. Dice además, que tiene la llave, pero vemos que no la hace funcionar…

La realidad es que desde el gobierno del presidente Belisario Betancur Cuartas, este presidente dijo que estábamos en guerra interna, y yo me acuerdo que nosotros en la Cruz Roja nos vimos abocados a crear un centro de estudios sobre Derecho Internacional Humanitario para buscar su aplicación y, nos surtió efecto porque logramos recibirle a la guerrilla, en la parte sur oriental del Tolima, a uno de los frentes que operaba por ahí, le recibimos unos agentes de policía que se encontraban retenidos o secuestrados, (fíjese que yo utilizo los dos términos, porque la guerrilla utiliza el término retención y nuestro Estado utiliza el término secuestro, y lo uso porque quedé formado en la Cruz Roja con esa concepción).

Entonces, le recibimos unos agentes de la policía y los entregamos a su mando superior aquí en Ibagué, sin hacer el mayor escándalo. Hicimos un acta de cómo lo recibíamos y así en la misma forma los entregamos a los mismos mandos en Ibagué. Ellos mostraron su alegría y lo mismo la familia. Pero eso fue muy reservado sin tanto despliegue porque son acciones humanitarias.

4.     Doctor Leguizamón Caycedo: En este larvado conflicto colombiano y usted como abogado, ¿Cabe las normas del Derecho Internacional Humanitario, DIH?

Pues sí señor. Yo recuerdo que con el doctor Ramiro Lozano Neira, que fue gobernador del Tolima, acudimos hace muchos años a la sexta brigada a mostrarles y entregarles los folletos que publicaba precisamente la Cruz Roja Colombiana y el Comité Internacional de la Cruz Roja, sobre los conflictos internacionales y el Derecho Internacional Humanitario. Resulta que estando allá, informamos de la posibilidad de una toma guerrillera en una población del sur del departamento. Pero había cierta prevención hacia la Cruz Roja, lo cierto fue no se tomó ninguna medida y la población fue tomada por la guerrilla, se trataba del corregimiento de La Herrera, municipio de Rioblanco.

Pero, antes hubo una prevención contra el doctor Ramiro Lozano Neira, porque el mandó medios suficientes para atender heridos previendo la toma, como efectivamente sucedió y sirvió lo que se envió para ayudar a los policías que resistieron heroicamente.

A raíz de eso les llevamos mayor información a los militares de la sexta brigada, no hubo mayor aceptación de eso. Pero después hablando con el general, Víctor Julio Álvarez, comandante de la sexta brigada en su momento, comenté con él el Derecho Internacional Humanitario, DIH, y él me dijo: Si las fuerzas armadas no adoptan un conocimiento y ponen en práctica el Derecho Internacional Humanitario, DIH, perdemos la guerra.

Este militar, que escaló altas posiciones, intentó introducir en los militares el DIH. Eso me parece muy importante porque la guerrilla retienen, capturan o secuestran a un militar, tienen que respetarle su vida en primer término, en segundo lugar, tratarlo como un prisionero de guerra, viendo que no se vaya a suicidar quitándole el cinturón, no preguntándole ciertas cosas que son reservadas, en fin, darle un tratamiento de prisionero de guerra.

Cuando hay un mando superior retenido o secuestrado, por ejemplo, cuando es un mayor y en frente hay un coronel, quien manda en el campo donde está retenido, es el coronel el que representa a los prisioneros de guerra.

5.      Doctor: ¿Siente usted que este conflicto se está degradando?  

Pues a veces sí, porque todas las acciones de guerra, sea de un frente o del otro que combate va perdiendo el sentido humanitario, se va deshumanizando y por eso, quienes estamos a favor de la paz, entendemos que es necesario parar la guerra y llegar a un arreglo porque estamos llegando a unas profundidades de deshumanización, donde la gente no le importa si son cuatro o cinco muertos, porque ya a visto caer a cientos.

6.      ¿Qué opinión le merece el esfuerzo por la paz, la salida política e intercambio humanitario que viene liderando el movimiento Colombianos y Colombianas por la paz?
Pues es un movimiento creado para buscar caminos de  paz. Me parece importante y sus integrantes son personalidades importantes, que hay que ponerles atención.

Ibagué, febrero 3 de 2.012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: