Posteado por: nelsonlombana | febrero 18, 2012

Las garras de USAID en el sur del Tolima son una realidad dolorosa

Agencia Internacional para el Desarrollo, USAID, desarrollar la parte ideológica y servir de paraguas a la CIA

Por Nelson Lombana Silva .- PaCoCol

Hace rato y con “cara de yo no fui” viene haciendo presencia la Agencia Internacional para el Desarrollo, USAID,  en el sur del departamento del Tolima, república de Colombia para más señas. Como mansa paloma o inofensivo cordero dicha agencia viene ganándose los campesinos e indígenas con actividades pueriles como encuentros intermunicipales deportivos, insulsas olimpiadas o regalitos, que recuerdan los espejitos que los españoles regalaban a los indígenas en la criminal invasión comenzada el 12 de octubre de 1.492, con el zángano de Cristóbal Colón y sus presidiarios acompañantes.

Al lado de entregar algunos centavos a muy pocas comunidades mediante esta figura, su actividad central es otra, desarrollar la parte ideológica y servir de paraguas a la CIA en la vasta zona, primero con criterio contrainsurgente y segundo facilitar la expoliación de los recursos naturales por parte de multinacionales y transnacionales, especialmente norteamericanas. Profundizar la dependencia del Tío Sam, aprovechando el desconocimiento de campesinos e indígenas y la fuerte militarización – paramilitarización en el marco del tenebroso “plan consolidación”.

Es decir, tal Agencia no es ninguna perita en dulce, tampoco una pequeña y loquita oficina que de pronto apareció de la nada con espíritu filantrópico. Todo lo contrario, es una monstruosa y descomunal Agencia que tiene tentáculos por todo el mundo, con especial énfasis en países no adictos al régimen imperialista de los Estados Unidos.

Este ente es el encargado de canalizar recursos económicos para alimentar “gusanos” que no se identifican con procesos democráticos. Estuvo presente en el golpe de Estado contra el gobierno democrático y bolivariano de Venezuela, en Ecuador y Bolivia, entre otros. Es un cáncer destripado de tajo en estos países afortunadamente, sobre todo en Bolivia y Ecuador, pero que en Colombia se incuba a las anchas con el aval pusilánime del presidente Santos Calderón.

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, señala que USAID “es una entidad racista, de derecha e imperialista, y para el presidente, (Evo Morales) una agencia de penetración ideológica – política en organizaciones sociales que buscan consolidar intereses específicos  del imperialismo en territorio nacional”, según artículo periodístico de José Steinsleger publicado en La Jornada e internet.

El mismo artículo señala, que el ex ministro del compañero presidente Evo Morales, Juan Ramón Quintana, indicó refiriéndose a USAID: “La caminata de un millar de indígenas amazónicos  que en 2011 recorrió 600 kilómetros con rumbo a la paz, en protesta por el trazado de una ruta que divide en dos una reserva ecológica, fue financiada por USAID”.

También indica el artículo que documentos desclasificados de los Estados Unidos prueban que dicha Agencia fomenta conflictos  entre partidarios del desarrollo y defensores del medio ambiente.

Es más: Ningún boliviano ignora que Mark Feierstein, director de USAID para América Latina y el Caribe, fue uno de los asesores electorales del tristemente ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, prófugo de la justicia por una masacre de campesinos, agrega el articulista.

Empresas contratistas de USAID en Bolivia, por ejemplo, Casals  y Associates Inc, cuentan con clientes como Radio Martí, Voz de las Américas y Worldnet televisión. Agrega el articulista: “Durante tres años (2004 – 2007), Casals repartió 18.8 millones de dólares a más de 450 organizaciones bolivianas que trabajaron en las iniciativas de la Asamblea Constituyente, el fomento del separatismo en Santa Cruz y Cochabamba, y algunas comunidades indígenas que, por equis causa, mantienen sus diferencias con el gobierno”.

Pero ahí no para la cosa. En artículo de La Jornada publicado por el mismo José Steinsleger,  el 16 de febrero de 2012, en el portal de http://www.rebelion.org, se coloca al descubierto el papel contrarrevolucionario de dicha Agencia en la hermana república de Ecuador. La intentona de golpe de Estado contra el presidente Rafael Correa, realizada el 30 de septiembre de 2010, al parecer estuvo financiada por la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos, USAID.

El presidente Correa fue claro al afirmar: “Entre los movimientos sociales e indígenas existe un sector que recibe financiamiento y lineamientos para provocar situaciones de desestabilización en el país”.

La asambleísta Lourdes Tibán de Pachakutik, hace parte de USAID. Tiene influencia en la corporación empresarial indígena de Ecuador, en la fundación Quellka y la fundación para el Avance de las Reformas  y Oportunidades, FARO, todas ellas estuvieron a favor del golpe de Estado y del magnicidio del presidente Rafael Correa.

De otra parte, Heather Hodges, subdirectora de la oficina de Asuntos Cubanos, división de departamento de Estado, 1991, personaje que después fue enviada a Nicaragua para consolidar el derechista gobierno de Violeta Chamorro, más tarde embajadora en Moldivia, mediante sus influencias logró aumentar el presupuesto de USAID para las organizaciones sociales  y grupos políticos que promueven los intereses  de los Estados Unidos en el sector indígena. Por ejemplo, en el 2010 el departamento de Estado de los Estados Unidos, aumentó su presupuesto a más de 38 millones de dólares.

Según El Telégrafo de Guayaquil, (7 febrero 2011) USAID repartió millones de Dólares para asistir monetaria y logísticamente a 108 proyectos en biodiversidad, agua, petróleo, desarrollo municipal, empresas locales, la promoción de tratados de libre comercio y la autonomía regional a través de la radio, televisión y prensa ecuatoriana, junto con el instituto ecuatoriano de economía política.

A groso modo, este es el palmarés de la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos, USAID, que en una forma descarada y con la complicidad de la apátrida oligarquía colombiana, se mueve como Pedro por su casa por el sur del Tolima y seguramente por muchas regiones de la patria en busca de nuestros recursos naturales para hurtárselos y de paso alienar aún más al pueblo colombiano.

Solo la unidad, la organización y la acción de masas pueden romper con estas alimañas. He ahí por qué lucha del Partido Comunista y ahora el Polo Democrático Alternativo. Ciertamente, la unidad nos hace libres como solía decir el libertador Simón Bolívar.

Ibagué, febrero 17 de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: