Posteado por: nelsonlombana | marzo 15, 2012

Dinámica colectiva de los comunistas colombianos

Por Nelson Lombana Silva .- PaCoCol

(Ibagué, marzo 14 de 2012) Hay toda una campaña abierta y subrepticia de la burguesía transnacionalizada encaminada a despolitizar las masas; son argucias perversas que buscan banalizar y mercantilizar la política, acudiendo fundamentalmente al oportunismo, el coyunturalismo y el pragmatismo. Dejemos a un lado la discusión ideológica y centrémonos en los hechos “concretos”, “vamos al grano”, son expresiones muy frecuentes.

Eso lo dice de dientes para afuera y con el propósito de que el pueblo no piense sobre el origen de su empobrecimiento, mucho menos los mecanismos para superar ese estadium de incertidumbre en el cual viva la humanidad proletarizada dentro del capitalismo.

Es decir, no es fortuito que el pueblo común y silvestre deteste la política, la relacione con traición, promesa incumplida y corrupción. No es casual que el campesino, el indígena, el obrero, la mujer o el joven, se opongan rotundamente al debate político, porque lo consideran insulso e intrascendente para sus necesidades básicas de alimentación, techo, vestuario, salud, educación, etc. Como dice Bertold Brecht: No saben que todas esas limitaciones son productos de decisiones políticas.

Así es que una de las tareas medulares de los Comunistas son precisamente colocar todo su talento en la utopía de politizar las masas. Hacer comunidades pensantes, críticas, autocríticas, organizadas y con control permanente de sus actividades. ¡Hay de la burguesía cuando el pueblo se politice!

En esa tarea encomiable, los Comunistas concentran científicamente su accionar en el Partido. ¿Qué es un Partido? Es más: ¿Qué es el Partido Comunista? ¿Cuáles son sus principales características? Son preguntas mayores que no se pueden resolver en un simple artículo, pero sí se pueden dejar planteadas para el debate político algunas elementales premisas.

“Un partido político, dice la tesis del XXI Congreso Nacional del Partido Comunista en discusión – es una forma de organización superior del conjunto de la sociedad para ejercer la política, que posee una cosmovisión filosófica (ideología), un programa estratégico, una táctica para la acción política y unos estatutos que le dan personalidad orgánica”.[i]

El Partido representa los intereses de una determinada clase. O sea, su razón de ser no es accidental. Por el contrario, obedece a unos intereses concretos, objetivos. Hacen parte del aparataje ideológico para desarrollar y mantener una ideología real y concreta. El partido liberal y el partido conservador, que en realidad es un solo partido de clase, pues, están o está con la misión de defender los intereses de la burguesía y la oligarquía.

El fin de estos partidos o partido, no es propiamente llevar bienestar y desarrollo al pueblo, su misión básica es defender la clase burguesa u oligárquica, el sistema capitalista. Dichos partidos sumergidos en una crisis ética y orgánica se manifiestan en grupúsculos casi que en intereses particulares y la razón es elemental: Ellos descansan en el personalismo, en el individualismo, en la explotación del trabajo colectivo, en la usura, en la mentalidad capitalista, jamás en la dignidad humana de un pueblo hambriento y lleno de necesidades. Para ellos, lo predominante es el dios dinero.

El Partido Comunista Colombiano tiene su ideología, tiene sus intereses, los cuales corresponden a la clase social que no tiene otra alternativa que vender a precio de huevo su fuerza de trabajo. Por eso en su definición se dice: “Es el Partido de los trabajadores y trabajadoras de la ciudad y del campo sometidos a la explotación capitalista, abierto a todo el pueblo colombiano en la lucha por los derechos de los campesinos, los sectores populares, los jóvenes, las mujeres, la intelectualidad y las capas medias de la población que aspiran a un país en paz, que colme sus anhelos de bienestar y desarrollo social” [ii]  El Partido Comunista Colombiano es el Partido del pueblo, en síntesis.

Un partido con una estructura orgánica, una ideología inspirada en el marxismo – leninismo y en el rico aporte de teóricos y luchadores latinoamericanos de la talla de Simón Bolívar, Simón Rodríguez, José Martí, José Antonio Mariátegui, Gilberto Vieira White, Ernesto Che Guevara, Manuel Marulanda Vélez y muchos otros que con su sacrificio, heroísmo y convicción de clase, contribuyeron decididamente a forjar elementos para la lucha revolucionaria y la construcción de una sociedad distinta, una sociedad socialista. De esas fuentes cristalinas bebe a diario el Partido Comunista.

Un Partido que se inspira en la lucha contra el personalismo, el individualismo y centra su acción en la actividad colectiva. Es un partido que se nutre poderosamente de los principios leninistas de organización, principios fundamentales en el desarrollo de la lucha política desde la célula hasta el comité central. Un partido cuyos miembros están llamados a enseñar más con el ejemplo que con la palabra, dimensionar la unidad, la fraternidad, la admiración mutua, la honradez y el carácter para defender las ideas comunistas de los oportunistas, socialdemócratas y falsos líderes que surgen por ahí a hurtadillas, por cuanto el partido no es perfecto y no es perfecto porque está integrado por seres humanos de carne y hueso.

Dentro de esos principios, todos son fundamentales, por ejemplo, el Centralismo Democrático. Un Comunista debe tener claro este concepto, debe estar permanentemente desarrollándolo en sus actividades cotidianas, nutriéndolo en el científico binomio: Teoría – Práctica.  No es un dogma. Es un concepto dialéctico y dinámico que hay que estar constantemente ejerciéndolo sobre todo en la praxis. Lo debe desarrollar con humanismo, con respeto hacia el otro, con admiración y con compromiso revolucionario. Quien lo interprete con espíritu revanchista tiene ya de por sí una profunda debilidad ideológica. Eso debe de quedar claro.

Son las tareas de los Comunistas que debemos desarrollar con conciencia social y de clase. Con esperanza y optimismo de que el mundo camina hacia el socialismo. La historia es sabia y dinámica, no se detiene.

[i] Cuadernillo No1. Partido Comunista Colombiano. Tesis de discusión XXI Congreso nacional. Página consultada 22.
[ii] Por un gobierno democrático hacia la segunda emancipación. Partido Comunista Colombiano. Programa y Estatutos. Editados febrero de 2009. Página consultada 52.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: