Posteado por: nelsonlombana | marzo 24, 2012

¿Más “falsos positivos” en el Tolima? Colombia

Dos campesinos del municipio de Coyaima, Tolima, fueron detenidos por unidades militares (Foto:EL NUEVO DÍA)

Dos campesinos del municipio de Coyaima, Tolima, fueron detenidos por unidades militares (Foto:EL NUEVO DÍA)

Por Nelson Lombana Silva .- PaCoCol

(Ibagué, marzo 23 de 2012) Dos campesinos del municipio de Coyaima, Tolima, fueron detenidos por unidades militares, supuestamente por hacer parte de la red de la guerrilla, en el transcurso de la semana que termina, y presentados a los medios de comunicación con aspaviento, como siempre, condenando a los labriegos por anticipado al escarnio público sin la posibilidad de defenderse y comunicar públicamente su propia versión de los hechos, confirmándose una vez más que por estos mass medias solo circula una sola versión: La oficial.

Se trata de dos labriegos ampliamente conocidos en Coyaima, especialmente en la vereda Totarco Dinde y demás veredas circunvecinas, entre otras: Niple, Tamarindo, Piedras, Zanja Honda. Dos labriegos que sobreviven con el negocio de la hoja de cachaco. Erineo Loaiza, 35 años de edad aproximadamente y Hermidez Loaiza, 30 años aproximadamente, al parecer fueron sorprendidos con una rústica escopeta con un tiro, arma muy común en los campesinos e indígenas tolimenses usada para el cuido o seguridad de la casa e igualmente, para la caza. Las unidades militares adscritas a la sexta brigada con sede en Ibagué, señalan que junto a ellos hallaron una granada, cosa que sí rechaza la comunidad de la región o por lo menos, duda.

Erineo es conocido en la zona con el apodo de “Guineo” por aquello del nombre y por su actividad permanente. Los lunes y los miércoles se realiza el mercado público en Totarco Dinde, hay mucho movimiento de camiones y negociantes comprando hojas del plátano cachaco para llevar a la mayor plaza del país, CORABASTO en Bogotá. El indígena sale a tomar su “totumada” de chica y a compartir con sus hermanos campesinos y de otros cabildos.

Así las cosas, los sindicados, deben recuperar la libertad y el Estado responder por los daños y perjuicios de que son objetos estas familias, que sin saberlo y de la noche a la maña están en el ojo del huracán. Temen por su seguridad por cuanto tal sindicación, dicen los habitantes de la zona, son palabras mayores. ¿Otro “falso positivo”?

(Foto:EL NUEVO DÍA)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: