Posteado por: nelsonlombana | julio 13, 2012

El museo campesino más grande de Latinoamérica está en cañón del Combeima

El museo y Ángel Alberto Lozano, el guardián mayor, Caserío de Juntas: Allí, está el museo campesino único en Latinoamérica ( Foto nelosi )

El museo y Ángel Alberto Lozano, el guardián mayor, Caserío de Juntas: Allí, está el museo campesino único en Latinoamérica ( Foto nelosi )

Por Nelson Lombana Silva. PaCoCol

“Los Gringos nos traen lo que ellos no utilizan”.

Entre las maravillas que esconde el cañón del Combeima, en las goteras de Ibagué, Tolima, está el museo campesino, único en Colombia y Latinoamérica, con 20 mil piezas de distintos valores y que se constituye en una verdadera joya que guarda con celo el guardián mayor, Ángel Alberto Lozano. Este se fundó en 1.989 como homenaje póstumo a la memoria de la tatarabuela del guardián que murió a la edad de 122 años.

Resulta un deleite asistir porque como él mismo lo dice es una forma de encontrarse consigo mismo, filosofar y sentir la grandeza fresca de la naturaleza.

Montar a caballo un ejercicio para el descanso. Foto nelosi

Montar a caballo un ejercicio para el descanso. Fotos nelosi

Se encuentra en el corazón de una verdadera reserva ecológica bañada por su principal río el Combeima y decenas de quebradas, riachuelos y humedales, los cuales se encuentran amenazados de muerte por la locomotora energético – minero y el fantasma criminal de multinacionales y transnacionales, especialmente Anglo Gold Ashanti.

A pesar de las dificultades para llegar allí, por las condiciones precarias de la vía carreteable, cientos de turistas lo visitan, especialmente los fines de semana y los días festivos. Es un descanso para el espíritu visitar estos hermosos andurriales.

Ángel Alberto Lozano, el guardián mayor de este vasto territorio color esmeralda, habla con pasión y profundo respeto con el medio ambiente y el ecosistema. Sus lágrimas escapan y ruedan por sus mejillas cuando habla sobre los planes siniestros de las multinacionales y transnacionales que amparadas por la nefasta política de la locomotora energético – minero, se disponen a convertir la región en desierto, so pretexto de robarse los metales preciosos. Su razonamiento es dramático, patético y realista. Su grito clama unidad y organización para resistir.

El reportaje completo es el siguiente:

1.      ¿Cuál es la historia del museo y de la hermosa región del cañón del Combeima?

Es un orgullo para mí que el semanario VOZ La verdad del pueblo y la página web: http://www.pacocol.org se encuentren en esta comunidad del cañón de Combeima. Bienvenidos al cañón del Combeima: aquí comienza la parte más importante, la ecológica y la ambientalista. Aquí es el encuentro consigo mismo, la parte espiritual, donde yo comienzo a contemplar la madre tierra y a encontrarme consigo mismo cuando comienzo a tener una responsabilidad con el ecosistema.

Nos encontramos en el camino del recuerdo, es el primer museo veredal de Colombia y único en Latinoamérica. Guarda 20 mil piezas: oro, plata, galería precolombinos, lencería, muebles y vestuarios. Se creó en 1989, cuando muere mi mamá señora, o sea, mi tatarabuela de 122 años. Había nacido en Antioquia en 1.867 y muere aquí en 1.989. Al morir ella se recoge todo lo de oro, plata, galería, precolombinos, lencería y muebles, más las donaciones que nos han llegado de varias partes para poder mostrar que nosotros los campesinos tenemos cultura, que tenemos sentido de identidad y pertenencia y como lo digo siempre: Aquí no está reguetón vulgar, ni cocacola la chispa de la muerte, ni bonay, ni frutiño, ni salsa de tomate fruco, aquí es Colombia, aquí aprendemos a respetar y a valorar lo poco que tenemos y lo único que nos queda en Colombia: Nuestro Campo.

Hablar de raíces latinoamericanas es demostrarle al mundo que Colombia no solamente es marihuana, coca, guerrilla y paramilitares, Colombia es más que eso, Colombia es ecología, medio ambiente; Colombia es ecosistema, somos oxígeno para el mundo. El cañón del Combeima tiene 17 kilómetros de Ibagué a Juntas, donde encontramos siete centros turísticos muy interesantes, una carretera, en regular estado, porque nos falta la parte alta, pero, por lo menos, como ecólogo, como ambientalista, como líder mundial, tengo que decirle a la gente: vale la pena encontrar un paraíso perdido en las goteras de Ibagué, demostrar que todo este ecosistema lo necesitamos, porque es nuestro Tolima Grande, es lo de nuestros ancestros, que un día nos enseñaron a amar, a querer, a respetar lo poco que tenemos y lo único que nos queda: Colombia.

2.      ¿Cómo surge y se desarrolla la idea de levantar un museo en el corazón verde del cañón del Combeima?

Surge de la muerte de mi mamá señora. Al morir de 122 años era un orgullo para el cañón del Combeima, hubiera tenido una de las abuelas más simpáticas, sobre todo los dueños de este latifundio. El cañón del Combeima se llamaba la hacienda Tolima, con mi papá señor, Martín Restrepo, a cuyo nombre lleva el caserío el nombre de Villarrestrepo. Ser el último heredero guardián mayor del Combeima es primero un compromiso, una responsabilidad, un campesino que queda huérfano a los seis años, que en plena navidad muere mi madre, pero que a los diez años y medio mostré que no era zángano mantenido; comienzo a hacer patria, comienzo a hacer paz, luchando por mi pueblo, fundando la obra del niño pobre, en el 75, a los diez años y medio, pastoral del enfermos del Federico Lleras Acosta en 1978, el patronato de las cárceles del Tolima, en el penal central en Ibagué en 1979, hoy en día en la cárcel de Picaleña, el museo veredal de Colombia, el retén ecológico, donde los niños mancomunadamente hacemos retén ecológico educando a las personas para que no se conviertan en langostas humanas, porque qué desgracia es cuando se viene al campo y no tenemos la concepción mental del respeto.

Soy fanático, soy sectario, porque es el proyecto de vida mío es muy diferente. A mí me engendraron con proyecto de vida, para servir a la sociedad, no para ser el mantenido del común. Se hacen cosas. Se hizo el 16 de junio el concurso de la canción ecológica, ambientalista y social aquí en Juntas, en el cañón del Combeima.

3.      ¿Cómo analiza usted la política del presidente Santos de darle vía libre a las multinacionales y transnacionales para que deterioren el medio ambiente y se roben los metales preciosos, especialmente el oro?

Fui el primero que estuve en el municipio de Cajamarca, Tolima, apoyando a mis hermanos campesinos del corregimiento de Anaime de la parte de la mina de oro La Colosa. Me hiere eso. Nosotros los ecólogos comprometidos, porque yo de pronto me considero un líder de líderes, no saca mica, lamberica, ni cazador de apellidos. Un líder que le duele lo de la tierra, que le duele el dolor de los demás.

Llegar a Cajamarca a esa marcha que hicimos, que comenzamos y después 7 mil personas, después en Ibagué más de 20 mil personas y más tarde 30 mil personas, eso nos lleva a la oposición más grande para decirles a los politiqueros que no sean vendepatrias, que respeten este paraíso que Dios nos dio: La madre tierra. Decir que esas criaturas convertidas en langostas humanas de la madre tierra, ellos no entienden que merecemos respeto con ese derecho a la vida, al oxígeno y al agua. ¿Qué garantía nos dan que vengan a explotar, donde van a dejar un desierto? Ahorita están dando hospitales, desde luego son caritativos, son bondadosos, porque son los hospitales donde van a ir mis hermanos campesinos y el pueblo colombiano a morir de cáncer en el futuro. Esa son las obras de caridad camufladas. Lobos rapaces.

Mirar que el oro que se llevan, la contraprestación que queda es para los de cuello blanco, porque eso no va a llegar al pueblo donde haya una mina. Desgraciadamente la guerra es por el agua. El oro se va, pero el daño queda y muchos morirán de sed. Que este despertar de conciencias sirva para aquellos individuos que están viviendo en una sociedad plástica, como lo decía al comienzo, no le está quedando nada a una sociedad, porque ellos no piensan en el futuro, en las generaciones que llegan. Esto es un problema muy serio donde los títulos mineros del cañón del Combeima se lo tienen que devolver es al personero de la ciudad de Ibagué, que fue el que puso la demanda. Y agradecerle de corazón a Carmen Sofía Bonilla, porque ella fue a través de CORTOLIMA y por ello la sacaron, porque fue la única que se amarró los calzones en su puesto para decir: No a la minería en el Tolima, fue la única que con todos los presidentes de las demás corporaciones de Colombia, se unió para atajar y no acabaran con las corporaciones, porque eso era lo que venía, todo administrado por el nefasto presidente Álvaro Uribe Vélez. Porque a él le debemos y al “narizón” vendido de “nariz de bruja” que se llama Juan Lozano, a quien le debemos, porque fue otro vendepatrias, vende la madre para cogerle vara al papá desgraciadamente.

4.      ¿Qué especies naturales encuentra uno en el cañón del Combeima?

Aquí encontramos todas las especies. En la fauna tenemos que ver todo lo relacionado con los venados, las dantas, tigre, leopardo pequeño, el cóndor de alta montaña, el zorro, el armadillo, la ardilla, pajaritos como el Copetón, que es el que yo peleo con esos campesinos tercos que no quieren entender que en 38 años de lucha que llevo, cuando se les está diciendo evite usar los agroquímicos, porque la randa acaba con la maleza, pero también mata la especie de los Copetones. De resto todo los animalitos los encontramos acá.

Las grandes campañas que deben ayudarnos las potencias, es a conservar este verde que nos queda. Por eso, en la flora, lo mismo: Todas las especies de las orquídeas las tenemos aquí. Otra parte, sería invitar mucho a través de las autoridades que les corresponde en el impacto ambiental, es hacer grandes campañas para que la gente vuelva a consumir lo nuestro, pero que sea manejado a través de sus abonos orgánicos de nosotros mismos y no que nos lo traigan de afuera porque los gringos nos traen lo que ellos no utilizan. Por eso, el llamado es a despertar, todas las luchas no son buscando réditos lucrativos, ni personales, es buscar el desarrollo íntegro de una comunidad por el bien de ella. Es la manera de hacer patria y paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: