Posteado por: nelsonlombana | julio 17, 2012

Presidenta nacional del Polo destaca XXI Congreso de los Comunistas Colombianos

La presidenta nacional del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón . Foto Nuevo Día

Por Nelson Lombana Silva PaCoCol

Ibagué, julio 17 de 2012) La presidenta nacional del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón, de gira por el departamento del Tolima, destacó ampliamente la realización del XXI Congreso del Partido Comunista Colombiano que comenzará mañana y se prolongará hasta el 22 de julio en la capital de la república, Bogotá.

La dirigente polista al relievar ampliamente la firmeza ideológica y la consecuencia con los intereses populares del pueblo colombiano de los Comunistas, se declaró gratamente admirada. “Es admirable la persistencia, la firmeza, la disciplina de los integrantes del Partido Comunista Colombiano”, dijo.

Aprovechó para hacer un homenaje público a la consecuencia de los Comunistas con sus principios. En ese sentido, señaló: “Les quiero rendir un homenaje muy certero, por ser personas consecuentes con sus principios, sus ideales y con el pueblo colombiano”.

De otra parte, la doctora Clara López Obregón, dijo en relación con la conferencia nacional ideológica del Polo que el “ambiente es de autocrítica y de reconducción”. Dijo que el Polo ya está saliendo de su crisis y que se debe modificar los estatutos para meter en cintura a todos aquellos que se hacen elegir por el Polo y una vez con la credencial en el bolsillo se ponen al servicio de otros partidos, caso concreto de los senadores: Luis Carlos Avellaneda, Guevara y Camilo Romero.

Sobre el tema de la unidad, considerando la presencia en el escenario nacional de otras opciones de izquierda, Clara López Obregón, fue enfática en decir que solo la convergencia es posible para ser poder en el 2014, cada expresión popular por su lado no tiene esa capacidad y que en esa dinámica hay que comenzar por ordenar la casa, es decir, el Polo Democrático Alternativo. “El Polo tiene que poner en orden su casa y prepararse para participar en una gran confluencia de fuerzas democráticas”, observó. En ese sentido fue amplia porque incluso, señaló, se puede buscar acuerdos con Progresistas, los Verdes y sectores del Partido Liberal.

Criticó duramente la política del presidente Santos y dijo que solo se diferenciaba de Uribe en cuanto al tema de la paz, aún cuanto los gestos hasta ahora no son los mejores, pero es que Uribe siempre habla es de tierra arrasada y la vía militar exclusivamente, destacó la presidenta nacional del Polo.

Denunció la presencia del paramilitarismo en casi todo el país. “El paramilitarismo está totalmente a la vista, hay en 30 departamentos del país”, destacó la ex alcaldesa mayor de Bogotá.

Estos y otros temas nodales de la vida nacional e internacional se refiere la doctora Clara López Obregón en el siguiente reportaje concedido al semanario VOZ La verdad del pueblo y la página web: http://www.pacocol.org:

1.      Doctora Clara López Obregón, presidenta nacional del Polo Democrático Alternativo: Bienvenida a la ciudad musical de Colombia, Ibagué…

Bueno, encantada de estar en esta grata región y en una tarea tan importante como la instalación del foro ideológico del Polo del departamento del Tolima, de cara a la gran conferencia nacional que se reúne los días 27, 28 y 29 de julio en Bogotá, para debatir el futuro del Polo Democrático Alternativo.

2.     ¿Cuál es el ambiente en el país que se respira alrededor de la conferencia nacional ideológica del Polo Democrático Alternativo?

Bueno, un ambiente muy fraterno, pero también un ambiente de autocrítica y de reconducción. Me parece que es una coyuntura particularmente importante la que se ha generado alrededor de nuestro Congreso, porque finalmente se está dando, cuando ha habido un cambio muy profundo en la situación política de la época que convocamos esta conferencia ideológica al día de hoy, se han sucedido cambios fundamentales. El primero de ello, es la protocolización de una crisis institucional que venía, pero que no se había hecho públicamente patente y fue con la reforma a la justicia, esa reforma fallida de votación en beneficio propio de la mayoría de la “unidad nacional” en el congreso de la república y la indignación de la gente protocolizó la crisis.

Y, desde luego, el reposicionamiento del Polo, porque frente a esa situación tan dramática de corrupción sistémica, el Polo Democrático Alternativo se vio como un Partido con una oposición limpia, una oposición seria, decente, durante los ocho debates que votó en contra de ese adefesio de la reforma fallida de la justicia y desde luego, votó en contra de la conciliación. Entonces, eso nos ha reposicionado en el ámbito nacional, por ello, esta conferencia ideológica se da en un contexto de aparente paradoja, pero, así son las situaciones. El Polo en un proceso de autocrítica después de una crisis hacia su reconducción, en un ambiente propicio para generar unas alternativas seria de la izquierda democrática en Colombia. Creo que eso es lo que tiene que definir nuestra conferencia ideológica y nuestro Partido en el congreso de finales de año, sobre cómo vamos a fortalecer el Polo Democrático Alternativo, recuperar su imagen, poner orden en la casa de cara a presentarnos frente a otras fuerzas políticas también del espectro democrático de cara a las elecciones presidenciales en el 2014, donde tenemos que confluir hacia un programa compartido y una candidatura única a la presidencia de la república.

3.     El Polo se sumergió en una profunda crisis por múltiples razones, una de ellas la postura del alcalde de Bogotá, Samuel Moreno y su hermano. Usted intentó superar ese escándalo colocándose al frente de esa administración por seis meses. ¿Cree usted que no fue suficiente para apagar esa crisis?

Bueno, es que la estigmatización que ha sido objeto el Polo Democrático Alternativo, desde afuera y también desde adentro, no ha sido de poca monta. Desde luego, porque es el Partido que reúne el mayor número de las expresiones de la izquierda democrática del país. Eso no es nuevo para la gente que milita en la izquierda. Y yo digo que la crisis está en la plena vía de superación, lo importante es que se está haciendo con mayor amplitud democrática, con una voluntad de recomponer partido y de generar unos estatutos que den mayores garantías.

La realidad es que muchas de las personas que a nombre del Polo Democrático Alternativo lo han representando en cargos de elección popular, han sido inferiores a su cometido, no han respondidos a las directrices del Partido y se han comportado de manera que el Partido también los ha criticado y no solamente la opinión pública. Por eso es que es importante que en la reforma estatutaria se ponga una serie de estipulaciones para la disciplina y la fidelidad partidaria, que permitan al Partido tener un verdadero control sobre las personas que son elegidas en las corporaciones públicas y a los cargos de alcaldías, gobernaciones y demás.

4.     Es cierto, hay algunos senadores que dicen ser del Polo, pero su comportamiento no responde. ¿Cuál sería la salida a esa realidad concreta?

La salida es exigir fidelidad y disciplina partidaria. Uno no puede estar dentro y fuera del Partido. Tiene que decidirse y eso es lo que el Partido ha protocolizado en el mes de noviembre en una reunión del comité ejecutivo nacional, respecto de tres senadores: Luis Carlos Avellaneda, el senador Quevara y Camilo Romero, quienes se hicieron elegir por las banderas del Polo Democrático Alternativo, pero rápidamente se fueron del Partido para integrar y ayudar a construir otra expresión distinta del Polo: El movimiento Progresistas. Están en su derecho. Esa es la libertad de un Partido pluralista, pero lo que no pueden es pretender estar dentro del Polo para efectos de las curules y salirse del Polo para torpedearlo en su criterio y llamando a la gente del Polo a construir otra expresión política para tratar de dañar su proceso de construcción. Entonces, ahí tenemos que ser muy serios. Creo que la gente debe entender que tiene que tomar decisiones y si las decisiones tienen consecuencias, pues hay que asumirlas. Pero uno no pueden como dicen las señoras que uno no puede tener pan y pedazos, tiene que tomar las decisiones y si le gustó más militar en otro movimiento como Progresistas, pues el Polo no se lo impide, pero sí le exige que no utilice el nombre del Polo para hacerlo.

5.      ¿No cree usted doctora que ahí es donde ha fallado la dirección nacional de tomar medidas razonables pero radicales?

Las decisiones se adoptan. Es que el Polo no es un partido de sanciones y de expulsiones. Y nuestra comisión de ética creo que no tiene ni siquiera la capacidad de obrar a tiempo con el sinnúmero de casos que se han presentado. Y nuestros estatutos son muy deficientes. Por eso, le dije al comienzo de nuestra charla que es fundamental reformarlo, introducir un capítulo en los estatutos sobre fidelidad y disciplina partidaria, porque uno no puede poner sanciones que no están previstas en los estatutos y cuando se hizo la unidad nadie estaba pensando que personas y sectores del Polo, iban a abandonar el proceso de unidad tan rápidamente.

6.      De acuerdo a su criterio y su liderazgo, ¿Sí es posible sacar el Polo de esa crisis y colocarlo como opción de poder en el 2014?

Sí, desde luego. A mí me parece que el Polo ya está saliendo de su crisis. Pero como opción para el 2014, no hay un solo sector de la izquierda que pueda pretender ser opción de poder. Nosotros tenemos que poner en orden la casa, fortalecer al Polo, sacar adelante nuestro programa y nuestros candidatos y proceder con una política de alianzas a generar una confluencia amplia, de todos los sectores, del Polo más allá del Polo e incluso, ir más allá de la izquierda democrática, porque hay sectores del Partido Verde, del Partido Liberal, que seguramente nos acompañarían en una alternativa de modelo de gobierno y económico distinto al que ha venido consolidando Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos, porque hay sectores que se pueden desprender. Ya desde su independencia no han estado comprometidos con ese nefasto modelo que reproducen esas relaciones de dominación en la sociedad, que ha generado la criminalización y la parapolítica de una manera tan dramática. Entonces, nosotros tenemos que salir de nuestro congreso con un mandato de buscar la confluencia con esos sectores, ojalá, podamos acordar un programa compartido y con un programa compartido se puede pensar en la búsqueda de un mecanismo para coger una candidatura única a la presidencia de la república.

7.      Doctora Clara López Obregón: ¿Por qué usted no asistió a la instalación de la Marcha Patriótica?

El Polo Democrático Alternativo en su comité ejecutivo debatió el tema y determinó que el Polo Democrático Alternativo no participaba, pero que desde luego, saludaba el surgimiento de la Marcha Patriótica, una organización Política hermana, siempre es una buena noticia. Pero como estamos en el mismo espectro del mapa político colombiano, pues, yo no podía asistir para darle la idea a los miembros y militantes del Polo Democrático Alternativo de que el Polo se estaba uniendo a la Marcha Patriótica, porque nosotros tenemos que guardar nuestra identidad, guardar la independencia y autonomía del Polo Democrático Alternativo, frente al surgimiento de un nuevo movimiento político. Bienvenido sea, pero no podemos generar esa confusión ante los electores y ante los ciudadanos y ciudadanas de que somos la misma cosa, porque, en esencia, somos diferentes, tenemos estructuras distintas, órganos de dirección totalmente autónomos unos de otros y se generaría una confusión que para mí no me parece sana para la toma de decisiones por parte de la comunidad.

8.     Hay un dicho popular que dice: “arrieros somos y en el camino nos encontramos”. ¿Cree usted se puede hacer realidad este dicho y forjar la unidad de todas las expresiones de la izquierda colombiana?

Claro. Desde luego. Eso es lo que le vengo diciendo: El Polo tiene que poner en orden su casa y prepararse para participar en una gran confluencia de fuerzas democráticas. Pero uno no tiene que ensillar antes de traer las bestias. Primero, tenemos que hacer nuestro proceso democrático al interior del Polo y una vez tengamos el mandato de nuestro congreso, proceder a buscar esas alianzas y esas confluencias, porque este es un momento crítico, en un momento muy favorable para las posibilidades de una visión alternativa al modelo de unidad nacional que ha venido gobernando al país.

9.      En el transcurso de la presente semana comienza en Bogotá el XXI Congreso del Partido Comunista Colombiano. ¿Qué opinión le merece?

Bueno, me parece extraordinario, un partido que ha sobrevivido tantos años de estigmatización, de ataques injustificados, de asesinatos de sus dirigentes. Es admirable la persistencia, la firmeza, la disciplina de los integrantes del Partido Comunista, a quienes les quiero rendir un homenaje muy certero, por ser personas tan consecuentes con sus principios y sus ideales y con el pueblo colombiano.

10.  Se viene afirmando que el presidente Santos es la continuidad de Álvaro Uribe Vélez. ¿Usted está de acuerdo con esa afirmación?

Sin lugar a duda. Él mismo lo afirma. El presidente Santos tiene el mismo modelo de desarrollo económico, que favorece los grandes intereses de los capitales, tanto nacionales como extranjeros, su locomotora de la minería, es una vergüenza, no solamente para Colombia, sino a nivel mundial, no sabemos cómo llega al foro Rio + 20 con una agenda de desarrollo sostenible, mientras aquí, en su propia casa, saca una resolución reservando 18 millones de hectáreas en la Amazonía y de la Orinoquía para la minería.

Yo en esos días estaba en el departamento del Chocó y me encontré con la increíble noticia de que allí ya se habían entregado más de 500 mil hectáreas para la explotación minera por parte de las grandes multinacionales, hay otro tanto en estudio y la verdad es que uno dice: Cómo así que un departamento como el Chocó, que es el gran pulmón y la gran reserva forestal de la humanidad se le va a entregar a la minería de oro a cielo abierto de una manera tan irresponsable, dentro de un irrespeto completo por las necesidades de su población. Allá se sacan 26 toneladas al año de oro, mal contados son dos billones de pesos, pero los niños se siguen muriendo de hambre. Ese es un modelo caduco, un modelo inaceptable y que ya el pueblo colombiano se comienza a pronunciar.

Entonces, no es solamente continuidad, sino profundización.  Yo le rescato al presidente Juan Manuel Santos algo que dijo en su discurso de posesión y de lo que habla de vez en cuando, que es la necesidad de que le pongamos fin al conflicto social y armado en Colombia, no a través de la solución militar, sino a través de la solución política. Yo creo que eso sí lo diferencia de Álvaro Uribe, sin que eso implique que tenga un modelo distinto. Lo que pasa es que para sacar a adelante a Colombia, bajo cualquier modelo económico, así sea el nuestro, el que proponemos alternativo, es necesario transitar por la solución política del conflicto armado.

11.  Santos dice que tiene la llave de la paz pero no la saca y por el contrario, arrecia los operativos de tierra arrasada. ¿Cómo entender esos deseos de hacer la paz?

Sí, eso es como se dice: Palo va, palo viene. Y la guerrilla también ha cambiado, modificado su táctica y está haciendo unos ataques muy fuertes, con un cambio que yo veo no es muy alentador para los que creemos en solución política del conflicto armado. Eso de atacar a trabajadores directamente como pasó con cinco trabajadores petroleros en el Putumayo, que los cilindros de manera indiscriminada caigan sobre un cuartel de policía y un centro de salud indígena, es algo realmente inaceptable; como es inaceptable los bombardeos indiscriminados que hace la fuerza pública. De ahí el llamado y el grito de todo el pueblo colombiano que busquemos el camino de la mesa de negociación. Por eso los indígenas del Cauca tienen una posición muy firme, muy clara, de que no se trata de estigmatizar a un lado o al otro diciendo que están a favor o en contra de la guerrilla, es que todos los colombianos tenemos derecho a vivir en paz y lo que es inaceptable es  colocar a civiles inocentes en medio del conflicto, en ese fuego cruzado, que está dejando solamente desolación y muerte. Entonces, es la hora de hablar de paz y para hacer la paz o para hacer la guerra se requieren dos.

12.  Doctora Clara: ¿Cree usted en ese supuesto enfrentamiento Santos – Uribe? ¿Será más bien una estrategia para polarizar el país entre los mismos y sacar del escenario a la izquierda?

Yo creo que sobre el tema de la solución política negociada sí hay, sin lugar a dudas, diferencias profundas. Santos podría llegar a pensar en una solución política negociada, no sé si tenga la voluntad política y la fuerza política para hacerlo, pero Álvaro Uribe cree es en tierra arrasada y solución militar. En eso se diferencian. En todo lo demás, yo los veo muy cercanos. Y desde luego, decía alguien que Uribe se comporta como una viuda del poder, tiene un deseo enorme de volver a mandar. Creo que eso sí lo lleva a un conflicto más de carácter personal que político con su sucesor.

13.  Doctora Clara: ¿Cree usted que el presidente Santos tiene el suficiente interés y el suficiente apoyo de su clase social para intentar buscar una solución política en Colombia?

Yo pienso que es un tema bien complejo. Y sobre eso uno no tiene suficiente información. Pero lo que yo sí sé es que las encuestas dicen que la gran mayoría del pueblo colombiano quiere la paz. Estoy convencida de que aquí nadie, si se sienta sensatamente a pensar fuera de unos sectores asociados incluso, al despojo de las tierras, puede pensar que el país puede seguir en guerra. A mí me parece que todos tenemos que hacer un esfuerzo muy grande y hay que buscarle apoyo social a la paz; y hay que pedirle tanto a la guerrilla como al gobierno que en este proceso de ataques y contra ataques preserven a la sociedad civil, que no ataquen, ni pongan en peligro la vida de civiles inocentes, que se elimine la práctica del secuestro de verdad y no solo el anuncio, que se eliminen las minas quiebrapatas, que se liberen a los niños del conflicto y desde luego, que cesen de inmediato los bombardeos indiscriminados y los ataques del ejército y la guerrilla en medio de la población civil. Todos tienen que poner de su parte, sino aquí no va a haber posibilidad de un apoyo social suficientemente fuerte para que haya una posibilidad cierta de sentarse a dialogar, sino un gran escándalo nacional.

14.  ONGs nacionales e internacionales señalan que el paramilitarismo sigue latente en Colombia. ¿Usted qué opina?

No, latente no, está totalmente a la vista. Paramilitarismo hay en 30 departamentos del país. Los ejércitos anti restitución de tierras están haciendo de las suyas, atacando a los defensores de Derechos Humanos y a los líderes de movimientos de víctimas que están tratando de poner en práctica esa ley que con todos sus defectos, resultó demasiado difícil de poner en práctica, porque los intereses de los que se robaron las tierras en este país durante los últimos 20 años, están al acecho. Eso es una dificultad enorme y, desde luego, su nombre cambia pero su naturaleza es la misma. Son los mismos paramilitares, que un día se llaman bacrim, otros días se llaman A.U.C. otros días se llaman ejércitos anti restitución de tierras. Eso es todo lo mismo.

15.   A raíz de la fallida y vergonzante reforma a la justicia, usted afirmó que se había presentando una especie de golpe de Estado. ¿Por qué?

Porque se trató de solucionar un hecho inconstitucional acudiendo a otro hecho inconstitucional, y es muy peligroso para la institucionalidad democrática del país, que un presidente se abrogue una competencia que no tiene, así el peligro sea tan grande. Porque, él explicó que la reforma a la justicia era nefasta y nosotros lo sabíamos, por eso votamos en contra, pero lo que no dejó que se viera es que se estaba también poniendo freno a la movilización popular en contra de esa corrupción sistémica que ahora sigue, porque la frustraron en su raíz.

16.  Doctora Clara López Obregón: Se dio golpe de estado en Honduras, luego en Paraguay. ¿No es preocupante esta situación para América Latina y los procesos democráticos que se vienen sucediendo?

Desde luego que sí. Y la integración latinoamericana nos debe llevar a que se solucionen de inmediato esos temas, pero de verdad. Fíjese que Colombia dizque ayudó en la solución del tema de Honduras, pero el presidente Zelaya nunca le respetaron sus derechos. Y creo que está pasando el mismo proceso en el Paraguay. Los golpes cuando son a favor de los intereses de quienes respaldan los Estados Unidos, los aplauden, pero cuando un dirigente de izquierda logra una posición de elección popular, lo minan y lo atacan. Eso es una doble moral para quienes se dicen democráticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: