Posteado por: nelsonlombana | agosto 23, 2012

De Mamatoco al Polo

Por Nelson Lombana Silva.-PaCoCol

(Ibagué, agosto 23 de 2012) La vida atrabiliaria y oportunista de la familia López no es de ahora, que doña Clara López Obregón, con su vieja petulancia de la más rancia oligarquía se dispone a liquidar sin piedad alguna al Polo Democrático Alternativo expulsando de su seno al Partido Comunista Colombiano y todo aquello que exprese izquierda y oposición al presidente de la “unidad nacional”, (antiguamente frente nacional) Juan Manuel Santos Calderón.

“Hijo de tigre sale pintado”, reza el refrán. El 15 de julio de 1943, siendo presidente de la república Alfonso López Pumarejo, es asesinado en Bogotá el periodista Francisco Anastasio Pérez, más conocido entre sus amigos y colegas como “Mamatoco”. Varias puñaladas, algunos hablan de 14 otros de 19, segaron con sevicia la vida al director del semanario “La Voz del Pueblo”, quien venía denunciando irregularidades del presidente de la república, de las fuerzas militares y la policía nacional. Todo parece indicar que fue un crimen de Estado, crimen que permanece en la impunidad.

“Mamatoco” era una persona de bien. Boxeador costeño, fue durante bastante tiempo entrenador deportivo de la policía nacional en Bogotá. Conocía por dentro las intimidades corruptas del poder de la burguesía y con carácter las denunciaba. Eso, seguramente, le costó la vida.

Su muerte, que era una especie de crónica anunciada, produjo honda indignación al interior del pueblo colombiano, especialmente bogotano. El presidente Alfonso López Pumarejo temeroso que se supiera la verdad,  colocó como escudero a Darío Echandía, quien presuroso le quitó sospechosamente el caso al mejor jurista del momento, el doctor Enrique Vargas Orjuela, quien alcanzó a descubrir a los autores materiales del execrable crimen. Uno de ellos Hernández Soler, aprovechó los hechos del 9 de abril de 1.948 para escapar. Con esa hábil y perversa maniobra urdida por el presidente el luctuoso acontecimiento pasó al sueño eterno de los inocentes y del olvido.

Dos meses después, otro escándalo aberrante se sucede en Colombia bajo el gobierno del “impoluto” Alfonso López Pumarejo. El 13 de septiembre el representante a la cámara, Silvio Villegas, acusa al hijo de éste, Alfonso López Michelsen de robarse cualquier cantidad de acciones de la compañía Holandesa “Handel” (Mayor accionista de la cervecería Bavaria), que había sido congelada por la ocupación de Holanda por parte del ejército alemán.

Acosado por tan gigantesco escándalo ético y moral, el presidente López Pumarejo se reúne con sus parlamentarios y monta la cortina de humo. Explica a regañadientes que su hijo, como abogado de los accionistas, desde antes de 1938 y en “lícito” ejercicio de su profesión, (¿Ladrón?) había asumido la responsabilidad de vender las acciones para resguardar a los inversionistas colombianos. Versión que solo creyeron los turulatos, alienados, amaestrados y engañados.

Clara López Obregón hace parte de esa familia. Sí, la misma que le importa un higo la unidad de la izquierda, la unidad del Polo Democrático Alternativo y como es apenas obvio, siente asco hacia los Comunistas. Por eso, asume posiciones tan vergonzantes y deprimentes con la asesoría de seudo izquierdistas de la talla del Moir que prefiere la alianza con los terratenientes y latifundistas, con los integrantes de FEDEGAN  que con los intereses del pueblo proletario que dice de dientes para afuera defender. Hace causa con el ambicioso y traficante de la politiquería de la talla de Jaime Dusán y los renegados Wilson Borja y Carlos Romero.

Con ellos, y otros cuantos, el Polo Democrático se aproxima a su ocaso. Pasarán a la historia como los enterradores de un proyecto que pudo ser alternativa para millones de colombianos y colombianas, pero que la ambición personal, el sectarismo, el grupismo, fueron mucho más fuertes.

Seguramente, similar al caso de Mamatoco, éste quedará en la impunidad y el pueblo habrá de esperar otros cien años de soledad como dice Gabo, en busca de una segunda y definitiva oportunidad.  Por Nelson Lombana Silva.-PaCoCol

(Ibagué, agosto 23 de 2012) La vida atrabiliaria y oportunista de la familia López no es de ahora, que doña Clara López Obregón, con su vieja petulancia de la más rancia oligarquía se dispone a liquidar sin piedad alguna al Polo Democrático Alternativo expulsando de su seno al Partido Comunista Colombiano y todo aquello que exprese izquierda y oposición al presidente de la “unidad nacional”, (antiguamente frente nacional) Juan Manuel Santos Calderón.

“Hijo de tigre sale pintado”, reza el refrán. El 15 de julio de 1943, siendo presidente de la república Alfonso López Pumarejo, es asesinado en Bogotá el periodista Francisco Anastasio Pérez, más conocido entre sus amigos y colegas como “Mamatoco”. Varias puñaladas, algunos hablan de 14 otros de 19, segaron con sevicia la vida al director del semanario “La Voz del Pueblo”, quien venía denunciando irregularidades del presidente de la república, de las fuerzas militares y la policía nacional. Todo parece indicar que fue un crimen de Estado, crimen que permanece en la impunidad.

“Mamatoco” era una persona de bien. Boxeador costeño, fue durante bastante tiempo entrenador deportivo de la policía nacional en Bogotá. Conocía por dentro las intimidades corruptas del poder de la burguesía y con carácter las denunciaba. Eso, seguramente, le costó la vida.

Su muerte, que era una especie de crónica anunciada, produjo honda indignación al interior del pueblo colombiano, especialmente bogotano. El presidente Alfonso López Pumarejo temeroso que se supiera la verdad,  colocó como escudero a Darío Echandía, quien presuroso le quitó sospechosamente el caso al mejor jurista del momento, el doctor Enrique Vargas Orjuela, quien alcanzó a descubrir a los autores materiales del execrable crimen. Uno de ellos Hernández Soler, aprovechó los hechos del 9 de abril de 1.948 para escapar. Con esa hábil y perversa maniobra urdida por el presidente el luctuoso acontecimiento pasó al sueño eterno de los inocentes y del olvido.

Dos meses después, otro escándalo aberrante se sucede en Colombia bajo el gobierno del “impoluto” Alfonso López Pumarejo. El 13 de septiembre el representante a la cámara, Silvio Villegas, acusa al hijo de éste, Alfonso López Michelsen de robarse cualquier cantidad de acciones de la compañía Holandesa “Handel” (Mayor accionista de la cervecería Bavaria), que había sido congelada por la ocupación de Holanda por parte del ejército alemán.

Acosado por tan gigantesco escándalo ético y moral, el presidente López Pumarejo se reúne con sus parlamentarios y monta la cortina de humo. Explica a regañadientes que su hijo, como abogado de los accionistas, desde antes de 1938 y en “lícito” ejercicio de su profesión, (¿Ladrón?) había asumido la responsabilidad de vender las acciones para resguardar a los inversionistas colombianos. Versión que solo creyeron los turulatos, alienados, amaestrados y engañados.

Clara López Obregón hace parte de esa familia. Sí, la misma que le importa un higo la unidad de la izquierda, la unidad del Polo Democrático Alternativo y como es apenas obvio, siente asco hacia los Comunistas. Por eso, asume posiciones tan vergonzantes y deprimentes con la asesoría de seudo izquierdistas de la talla del Moir que prefiere la alianza con los terratenientes y latifundistas, con los integrantes de FEDEGAN  que con los intereses del pueblo proletario que dice de dientes para afuera defender. Hace causa con el ambicioso y traficante de la politiquería de la talla de Jaime Dusán y los renegados Wilson Borja y Carlos Romero.

Con ellos, y otros cuantos, el Polo Democrático se aproxima a su ocaso. Pasarán a la historia como los enterradores de un proyecto que pudo ser alternativa para millones de colombianos y colombianas, pero que la ambición personal, el sectarismo, el grupismo, fueron mucho más fuertes.

Seguramente, similar al caso de Mamatoco, éste quedará en la impunidad y el pueblo habrá de esperar otros cien años de soledad como dice Gabo, en busca de una segunda y definitiva oportunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: