Posteado por: nelsonlombana | septiembre 11, 2012

Iglesia Católica pide verdad y confianza en diálogos de paz gobierno – Farc – Ep

Iglesia Católica pide verdad y confianza en diálogos de paz gobierno - Farc - Ep (Pbro. Antonio María Cifuentes. Foto nelosi)

Iglesia Católica pide verdad y confianza en diálogos de paz gobierno – Farc – Ep (Pbro. Antonio María Cifuentes. Foto nelosi)

Por Nelson Lombana Silva.- PaCoCol

La iglesia Católica de la ciudad de Ibagué, Tolima, por intermedio del sacerdote, Antonio María Cifuentes, director de la Pastoral Social, se ha declarado partidaria de los diálogos de paz entre el presidente Santos y las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia, ejército del pueblo, FARC – EP. “La iglesia aplaude este proceso, está de acuerdo ciento por ciento”, dijo el prelado a la página web: http://www.pacocol.org y al semanario VOZ La verdad del pueblo.

Dijo el religioso que hay un alto índice de escepticismo entre los colombianos por cuanto se han hecho varios intentos fallidos, muchos temen una nueva frustración, “Entre ellos yo”, afirmó el cura Antonio María Cifuentes.

Según el director de la Pastoral Social, para que el diálogo fructifique y la paz sea posible, los diálogos deben tener dos características fundamentales: Verdad y Confianza entre las partes.

Esta semana es la semana por la paz que hace 25 años se viene desarrollando en esta ciudad del Tolima, cuya finalidad es concientizar a la cristiandad sobre el valor de la paz, para lo cual se desarrollan diversos eventos en las parroquias y centros públicos de la capital musical de Colombia.

La entrevista concedida por el padre Antonio María Cifuentes es la siguiente:

1.      Padre Antonio María Cifuentes, director de la Pastoral Social, ¿Cuál es la opinión de la iglesia católica sobre los diálogos de paz entre el gobierno nacional y la insurgencia?

El concepto es completamente favorable, la iglesia desde hace varios años, y no únicamente en este gobierno sino en los anteriores, ha insistido mucho en que sea una paz negociada, que caminemos hacia la paz por los senderos del diálogo, ya que los senderos de la guerra dejan tanta muerte, tanta destrucción, tanto dolor, tanto sufrimiento, entonces cuando se desarrolla una de las vías para recorrer un camino civilizado como es el diálogo, solo se logra llegar a una paz mediante negociaciones.

La iglesia aplaude este proceso, está de acuerdo ciento por ciento, tanto más que como lo dije hace un instante, eso es lo que la iglesia le ha pedido a los últimos gobiernos en esto de la búsqueda de la paz.

2.     Padre, se han hecho varios intentos. El último fueron los diálogos del Caguán. Según su criterio: ¿Qué falló y qué no debería repetirse en estos diálogos de la Habana, Cuba?

Sí, uno de los motivos es el escepticismo de muchos colombianos está ahí, en que se han hechos intentos. El último como usted lo acaba de decir fueron los diálogos del Caguán. La patria Colombia no quiere que tengamos una nueva frustración, uno de los medios que tenemos los colombianos, yo entre ellos, es el de sufrir una nueva frustración.

Aunque vemos que ahora hay una serie de diferencias que permiten tener una esperanza un poquito más fundada en que las cosas van a salir bien. ¿Qué falló me pregunta usted y qué se necesitaría? Yo creo que en los diálogos anteriores fallaron muchas cosas: No había un clima de confianza, llegaban a la mesa con desconfianza recíproca, la guerrilla desconfiaba del gobierno y el gobierno de la guerrilla, cada uno tenía sus propios intereses, cada uno tenía como su finalidad debajo de la manga, su finalidad guardada y no la explicitaba, entonces eran diálogos que estaban más llamados al fracaso que al éxito.

Ahora, qué se necesita. Ahora y siempre en todas las ocasiones, para que un diálogo sea fructífero, para que un diálogo desemboque en consensos y acuerdos que les sirvan a todos, es indispensable la verdad, que se establezca la verdad. La verdad es una luz que cuando se sigue al pie de la letra conduce a buen puerto. Cuando Pilatos le preguntó a nuestro señor, qué clase de reino era el de él, él dijo el reino mío es el reino de la verdad. El mismo Cristo había dicho en otra oportunidad: “La verdad os hará libres” y fuera de eso él se definió a sí mismo como la verdad: “Yo soy el camino de la verdad y la vida”.

Por lo tanto, en todas estas cosas, si hay algo que estropee el diálogo es la falta de verdad y la verdad tiene desgraciadamente muchísimas cosas contrarias, no únicamente la mentira como mentira, la falacia como falacia, el engaño como el engaño, sino todas aquellas verdades dichas a medias, todas aquellas faltas de sinceridad, todos aquellos repliegues que pueda haber en las personas. En fin, todo lo que en alguna medida esté mermando a la verdad como tal, eso se convierte en un obstáculo a veces insalvable, a veces insoluble para paz.

En segundo lugar, si hay ese propósito de paz de parte y parte, surgirá otro factor que es indispensable la confianza. Si hay confianza de parte y parte así las posiciones sean totalmente antagónicas, sean diametralmente opuestas, pero si hay confianza se logra llegar, se logra encontrar el camino, se logra saber qué es aquello que debe ceder cada uno de los dos que están dialogando; y en un clima de confianza se va logrando que cada uno sepa lo que tiene que ceder.

3.     Se habla de un cese al fuego bilateral para que el proceso de paz se desarrollo con más amplitud. ¿Cuál es su opinión sobre el particular?

Una de las cosas con la que los colombianos estamos soñando es esa, que haya cese al fuego, que no tengamos la noticia de que dinamitaron un oleoducto en no sé qué parte, que dinamitaron una torre de energía en tal parte, que destruyeron un pueblo en tal parte, que murieron tantas personas, tantos guerrilleros, tantos soldados…eso ya no lo quiere el pueblo colombiano. El pueblo colombiano quiere que cese todo eso. Y para que todo eso cese tiene que haber un cese al fuego.

Sin embargo, veo yo que tanto el gobierno como la guerrilla, consideran que mientras se avanzan en las conversaciones, se continúa en la confrontación, que no haya todavía cese al fuego. Parece que el cese al fuego es más un resultado que un punto de partida; parece que al cese al fuego es más bien uno de los acuerdos a los que se puede llegar y ojalá, mientras rápido se llegue eso, tanto mejor para todos.

4.     ¿Qué llamado le haría usted a los Católicos de Colombia entorno a los diálogos de paz entre el gobierno nacional y las FARC – EP?

Sí, usted lo ha dicho: ¿Qué le pido a la comunidad Católica? La comunidad católica se caracteriza entre otras cosas por la fe y la fe está alimentada por la oración. Entonces, lo que yo les pido a los católicos que me puedan leer es que no nos cansemos de orar. Debemos orar al señor de la paz que es Jesucristo, para que él que quiso la paz para su iglesia, quiso la paz para el mundo, que en este momento tan crucial para la vida de los colombianos nos conceda la paz. Orar mucho. Orar mucho, en tanto que católico debe orar mucho…sí, orar mucho es el llamado que hago a todos los católicos.

5.      Padre Antonio María Cifuentes, esta semana se ha denominado la “semana por la paz”. ¿Qué actos se van a desarrollar en Ibagué y el Tolima?

La semana por la paz se hace todos los años por esta época buscando que ella coincida en algún momento con la fiesta de San Pedro Claver, que es el patrono nacional de los Derechos Humanos. Antier fue el día nacional de los Derechos Humanos, día internacional es el once de diciembre.

Cada año y ya llevamos 25 hacemos esta semana por la paz con único propósito: concientizar a todo el mundo de que la paz es posible, de que la paz tiene que ser posible y que todos tenemos que trabajar por la paz.

Hay muchas instituciones que le están trabajando a la paz en el departamento del Tolima y concretamente en Ibagué, en sus actividades tienen aspectos relacionados con paz. En Ibagué hay como unas 30 y 50 instituciones que contienen programas y actividades sobre la paz dentro de sus planeaciones.

Hay una institución que se llama “La mesa por la paz” que ha funcionado varias veces en Ibagué desde hace cuatro o cinco años y viene funcionando justamente desde una semana por la paz que se realizó y fue muy buena.

Dentro de las actividades, ha habido actividades de carácter religioso. El primero de septiembre todas las iglesias hicieron un rosario por la paz; antier domingo que estábamos iniciando la semana por la paz, en todas las parroquias de la ciudad de Ibagué y la arquidiócesis de Ibagué, se oró por la paz en todas las misas, ayer, con el apoyo del señor alcalde Luis H. Rodríguez y más específicamente del secretario de gobierno, hicimos una apertura oficial de participación de lo público y lo religioso, Pastoral Social. Hizo presencia una experiencia bonita que se está haciendo y que ya ganó premio a nivel nacional, se llama “Plantón Paz” que la promueve el instituto educativo técnico “Ciudad de Ibagué”, que está ubicado en el barrio “Boquerón”. Hicieron presencia la directora de ese colegio y el profesor Carlos que promueve esta disciplina llamada el “Plantón Paz”.

En síntesis, durante toda esta semana de 9 a 15 de septiembre habrá actividades relacionadas con la paz. Son diferentes actividades por parte de diversas organizaciones y entidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: