Posteado por: nelsonlombana | noviembre 1, 2012

Gesta sindical cementeros colombianos hace 50 años

Una verdadera gesta sindical protagonizaron los obreros del cemento hace 50 años

Una verdadera gesta sindical protagonizaron los obreros del cemento hace 50 años .- Foto Internet

Por Nelson Lombana Silva.- PaCoCol

(Ibagué, noviembre 1º de 2012) Una verdadera gesta sindical protagonizaron los obreros del cemento hace 50 años, cuando resistieron con carácter y conciencia social y de clase la huelga que se prolongó por 87 días, saliendo victoriosos, escribiendo una de las mejores páginas de lucha y resistencia clasista en la república de Colombia en el siglo XX por este puñado de obreros y obreras que juntos al Partido Comunista y organizaciones sindicales afines y no afines, llegaron al corazón del pueblo con fuerza sus justas reivindicaciones.  

La empresa Cementos Portland Diamante hizo miles de patrañas para intentar doblegar la moral sindical de los obreros, consiguieron comprar a algunos esquiroles, pero el grueso se mantuvo firme y consecuente hasta sus últimas consecuencias. En medio de la adversidad resistieron y doblegaron los intereses de la voraz empresa cementera que funcionaba, principalmente, en Bucaramanga, Norte de Santander; Apulo, Cundinamarca e Ibagué, Tolima.

La huelga comenzó el 13 de julio de 1962 a las seis de la mañana, de acuerdo a la orden impartía por el comité nacional de huelga del sindicato nacional de los trabajadores de “Cemento Portland Diamante”. La primera actividad desarrollada fue la constitución de dos comisiones: Una de solidaridad y la otra de Propaganda.

Con estas dos comisiones, debidamente articuladas, los obreros se movilizaron por todo el país con el fin de dar a conocer su pliego petitorio, demandar acompañamiento y recursos para resistir la pelea.

Se organizaron marchas y manifestaciones en diversas ciudades del país, buscaron entrevistas con los parlamentarios y altos funcionarios del gobierno nacional. Estuvieron prestos a estar en todas partes para romper la incomunicación de los medios de comunicación y acercar la solidaridad del pueblo colombiano en su conjunto. El 27 de julio hicieron la primera manifestación ante el parlamento colombiano, con la solidaridad de sindicatos independientes y el comité de unidad de acción obrera de la zona industrial de Bogotá. Desde Apulo se desplazaron cien compañeros con sus familias para participar de esta nutrida movilización que se calcula en casi 10 mil personas. Desde la estación de la sabana hasta la plaza de Bolívar la multitud marchó con entusiasmo y combatividad lanzando arengas reivindicativas y políticas. Hicieron uso de la palabra, entre otros: el compañero Luis Carlos Pérez, en representación de Gaseosas Colombia; Helí Rojas, en representación de los docentes; Rafael Cely y Gustavo Osorio, en representación de los cementeros.

Mientras la imponente marcha se desarrollaba en la capital de la república, en otras regiones del país también se desarrollaban manifestaciones populares y sindicales de solidaridad, caso concreto de la población de Girardot. Al otro día, la concentración se desarrolló en Barrancabermeja y posteriormente en Bucaramanga e Ibagué.

Finalmente, se firmó el acta de compromiso el 6 de octubre y el 8 todos y todas regresaron a laborar común y corriente después de la histórica huelga, que dejó enseñanzas positivas para el proceso unitario de la clase obrera colombiana.

Una radiografía meticulosa de la lucha sindical de los cementeros la concretó el compañero Carlos Arango Zuluaga en su libro intitulado: “Tres décadas de Luchas unitarias, los obreros del cemento, la construcción y la madera”, publicada la primera edición en abril de 1992.

Los protagonistas

De acuerdo al libro citado hay una serie de opiniones supremamente importantes de los líderes sindicales de cementos que descollaron por su arrojo, firmeza y conciencia social y de clase. Estas opiniones son lecciones para los que hoy luchan por rescatar el sindicalismo de las garras de la socialdemocracia y el oportunismo. Hoy como hace 50 años, pululan los esquiroles, los que están dispuestos a vender la lucha del pueblo por vergonzosas y sucias dádivas, los que pregonan sin sonrojarse conciliación con el patrón y sumisión extrema y pusilánime al capitalismo. Pero también hay dirigentes sindicales consecuentes con la causa de su clase social, tal como hace 50 años.

Gustavo Osorio: “Nosotros nos dimos cuenta de que de continuar luchando solos no volveríamos a tener éxito, y entonces nos decidimos a llevar el mensaje unitario a los trabajadores de otras empresas cementeras”[i]. Aquí el compañero Gustavo Osorio, propone como elemento central la unidad. La unidad es el camino y es el factor decisivo para avanzar porque nos hace grandes, fuertes e invencibles. Bien dice el dicho: “El pueblo unido: Jamás será vencido”. Sobre la solidaridad en la histórica huelga, señaló: “En la huelga de 1962 hay que destacar la solidaridad que nos prestó el Partido Comunista Colombiano. Los comités de radio, de zona, células, la juventud comunista, los habitantes del barrio Policarpa Salavarrieta, entre los cuales había muchos comunistas, todos estuvieron siempre con nosotros”. Qué ejemplo de compromiso jugó el Partido Comunista en esta huelga, qué papel militante y consecuente de cada militante que aportó con decisión y coraje, libre de cálculos mezquinos y grupistas. Eso somos los Comunistas, esa es la razón de la existencia: Luchar por un mundo sin clases sociales, un mundo humano.

Evaristo Castiblanco: “…Para mí esta fue una experiencia muy dura porque por primera vez vi a los obreros que llegaban llorando a la carpa a decir que ellos no querían perder el puesto…llegaban con su mujer a la carpa, llorando ambos”.[ii] El camarada Castiblanco coloca en blanco y negro la crudeza de la lucha sindical y popular del pueblo colombiano por sus reivindicaciones. Expresa de alguna manera la criminalidad del régimen, pero sobre todo la férrea lucha de clases. Esto no es un juego, por eso debemos prepararnos en dos campos fundamentales: Teórico y Práctico. Sólo así es posible entender la problemática y luchar por transformar la realidad y no ceder ante la presión del enemigo de clase. Hace 50 años esos obreros lloraron, condición humana, pero no se rindieron. ¡Qué lección!

Rafael Cely: “En este terreno hemos venido ganando y tomando conciencia porque tenemos la razón. En esas luchas ganamos conciencia y nos experimentamos como clase. Supimos de una vez por todas que lo que no haga por sí mismo la clase obrera, no lo van a hacer los enemigos del pueblo. Y precisamente por haber ganado y obtenido esa conciencia, fuimos expulsados del seno de CTC en el congreso de Cartagena, y por eso mismo nos vimos obligados a crear primero el Comité de la Unidad de Acción y Solidaridad Sindical (CUASS) y la Confederación Sindical de Trabajadores de Colombia (CSTC), poco después”. [iii] ¡Qué hermosa síntesis marxista – leninista hace el compañero Cely! Claramente desarrolla el manifiesto comunista en lo que tiene que ver con la lucha de clases. La justicia social será fruto de la lucha del proletariado contra la burguesía. Es una ingenuidad esperar un cambio favorable al pueblo orientado por los que vienen manipulando el poder capitalista, es decir, los ricos. Nadie me va a resolver mi problema, soy yo el que debo tomar la iniciativa. Así las cosas, la tarea de los Comunistas y otras fuerzas progresistas es organizar, educar políticamente al pueblo para que se decida a luchar por sus intereses de clase.  Nada vendrá de arriba. Así nos lo enseña sabiamente el camarada Rafael Cely.

Roberto Farfán: “De Apulo recuerdo lo más importante, que ha sido la huelga de 1962. En esa huelga fue donde pudimos adquirir los trabajadores la verdad sobre lo que es la lucha, la huelga; lo que es saberle arrancar al patrón aquellos derechos que uno tiene como trabajador. Al mismo tiempo, el estudio que uno a nivel del sindicato. Porque ahí es donde ve uno las maniobras de la empresa para poder tumbar una dirección sindical. En esa huelga duramos 87 días con un total de 287 trabajadores  con cerca de 1500 niños”. [iv] La lucha sindical es una verdadera universidad para el revolucionario y para aquel que se atreve a luchar por sus intereses de clase y los de sus semejantes de clase. Se descubre claramente la lucha de clases, las triquiñuelas de los dueños del poder para sostenerse en el poder y tener aplastado al pueblo. Se aprende esa gran verdad. Pero lo más importante: Se descubre la forma de desarticular ese reinado de injusticia y construir las bases del socialismo. Eso es lo más importante.

Son apenas algunos testimonios de los obreros cementeros que nos legaron verdaderas lecciones de lucha y resistencia, que hay que renovar con más bríos en las condiciones particulares del momento, donde la burguesía se ha criminalizado aún más y el sindicalismo se encuentra en medio de una crisis de identidad de clase y muchas organizaciones se van por las ramas siguiendo el sindicalismo conciliador. Muchos le jalan a eso, contrariando la lucha de estos obreros y obreras que en 1962, es decir, hace 50 años nos enseñaron con sutileza y sin ambigüedades de lo que significa la lucha sindical reivindicativa y política.

¡Honor y gloria a esos obreros de 1962 y todos los caídos por la causa de los pueblos en el planeta. Esos ejemplos brillan hoy sin mancha en el amplio firmamento del planeta tierra!

[i] ARANGO ZULUAGA, Carlos. Tres décadas de luchas unitarias. Los obreros del cemento la construcción y la madera. Primera edición abril 1992. Editorial IMPRESOL. Bogotá, D.C. página consultada 12.

[ii] Ibíd. Página consultada 56.

[iii] Ibíd. Página consultada 74.

[iv] Ibíd. Página consultada  75.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: