Posteado por: nelsonlombana | abril 10, 2013

Tolimenses marcharon por la paz y los diálogos de la Habana

Tolimenses marcharon por la paz y los diálogos de la Habana. Marcha en la tercera de Ibagué por la paz y los diálogos de la Habana (Cuba) Foto nelosi

Tolimenses marcharon por la paz y los diálogos de la Habana. Marcha en la tercera de Ibagué por la paz y los diálogos de la Habana (Cuba) Foto nelosi

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, abril 10 de 2013) A pesar del vergonzante espectáculo que protagonizaron el gobernador Luis Carlos Delgado Peñón y el alcalde de Ibagué Luis H. Rodríguez, de división y de pretender desnaturalizar el origen de la marcha nacional por la paz y los diálogos de la Habana (Cuba) entre el gobierno Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo, FARC – EP, lo cierto es que los tolimenses se movilizaron muy tempranamente no solo en la capital del departamento sino en los 47 municipios de Tolima.

Con entusiasmo y esperanza añorando una paz verdadera, es decir, una paz con justicia social, en horas de la madrugada más de dos mil campesinos marcharon a la capital de la república con el objeto de participar allí de la regia programación que buscaba precisamente sensibilizar a los colombianos sobre la necesidad de ser protagonista como pueblo de la paz que se discute en la isla de la libertad.

El pueblo entendió que los diálogos de la Habana (Cuba) no es un simple pleito por las alturas entre el gobierno y el grupo insurgente, es un tema que afecta para bien o para mal a cualquier ciudadano en su cotidianidad, luego resulta fundamental participar organizada y activamente en la construcción de ese gran anhelo con la participación directa del pueblo colombiano. Ese era el objetivo central de la multitudinaria manifestación.

Los mezquinos enemigos del proceso liderados por el triste célebre y paramilitar Uribe, el ministro de defensa Juan Carlos Pinzón y seguramente la embajada de los Estados Unidos, a pesar de tener todo el poder económico y los medios masivos de incomunicación, no pudieron doblegar la voluntad del pueblo acosado por la cruda violencia estatal durante tantas décadas consecutivas.

En la ciudad de Ibagué cerca de siete mil personas se movilizaron. Gracias a la desunión de gobernador y alcalde, quienes buscaban por su lado estúpido protagonismo personal, la movilización no se pudo centralizar.

La “liderada” por el gobernador partió de la plazoleta Santa Librada, calle 14 con carrera tercera; el alcalde partió del parque Andrés López de Galarza, calle 19 con carrera tercera; un acto se llevó a cabo en la plaza de la calle 21 con carrera cuarta, junto al busto de Jorge Eliécer Gaitán Ayala y otra marcha promovida por la central unitaria de trabajadores, CUT, partió de la casa del maestro, calle 37 con carrera cuarta.

La movilización del gobernador terminó en el centro de convenciones “Alfonso López Pumarejo”, la del alcalde en la concha acústica “Garzón y Collazos” y la de la CUT en el parque “Manuel Murillo Toro”.

De todas maneras, lo importante fue que los tolimenses e ibaguereños se movilizaron solicitando la paz y el apoyo incondicional a los diálogos de la Habana (Cuba). Los gobernantes mezquinos no pudieron del todo tergiversar la esencia y naturaleza de esta marcha promovida por la Marcha Patriótica y otras organizaciones sindicales, populares, campesinas y personalidades democráticas.

Opiniones de los marchantes

Fernando Robayo Cifuentes, representante del sindicato vendedor de revistas y prensa en el Tolima: “Claro, estamos apoyando los diálogos de la Habana. Queremos la paz y estamos trabajando por la paz. Estamos en contra de ese “personaje” que duró ocho años en el poder y no hizo nada por la paz”.

Antonio Legarda, ciudadano veterano común y corriente: “Estamos marchando por la paz porque hemos sido víctimas toda la vida; son 50 años en guerra contra el pueblo, guerra que se debe a los “padres de la patria”. En 1948 comenzó con el asesinato de Gaitán cuando comenzaron a matarse liberales contra conservadores, salió a relucir la chulavita. Marcho porque quiero que mis hijos y mis nietos transiten caminos reales de paz”.

Emilce Chaparro, joven ibaguereña: “Hoy estoy marchando por la paz que merece este país para nuestros hijos. Soy madre y quiero que los hijos vivan en un país en paz. Esto es una manifestación ciudadana en la que todos debemos participar. Debemos derrotar la indiferencia”.

Jesús Rincón, veterano habitante de Chaparral: “He sufrido la violencia en carne propia. Soy desplazado del municipio de Chaparral por ese gran conflicto que hay entre el gobierno y las fuerzas revolucionarias de Colombia, Farc”.

Pedro Enrique Muñoz, veterano: “Esta movilización nacional tiene un significado muy grande porque a través del tiempo y los tiempos pasados no se veía eso, había una persecución por parte de los gobiernos, no les gustaba la protesta, hoy veo que hasta el mismo presidente de la república está marchando. Este es una movilización muy grande para hacer valer la paz y los diálogos de la Habana (Cuba). Estos diálogos deben salir adelante con el apoyo de todo el pueblo”.

Sobre el 9 de abril de 1948, dijo: “Estaba todavía muy joven, estaba en la finca de mi padre cosechando café, cuando supimos de la muerte de él, nos consternó a todos porque mi papá también hacia parte de la política de Gaitán, mi hermano y yo, pues, nos dolió mucho ese acontecimiento. Crimen que sigue en la impunidad hasta que no haya un cambio y los gobiernos sean realmente del pueblo y para el pueblo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: